En la vigésimo segunda Convención Marco de las Naciones Unidas (ONU) sobre Cambio Climático COP22, que se realiza en Marruecos, el ministro del Medio Ambiente, Pablo Badenier y el vicepresidente ejecutivo de Corfo, Eduardo Bitran, presentaron la estrategia nacional para el cambio climático, que entre otras iniciativas involucra el desarrollo de la energía solar y de una minería verde en el norte del país.

Como país miembro de la Convención, Chile está comprometido a contribuir al esfuerzo de mitigación del cambio climático. En este contexto, el Gobierno realiza un esfuerzo para convocar a diversos actores con el propósito de diseñar una agenda de innovación con un enfoque inclusivo y sustentable.

Futuras iniciativas y programas de desarrollo

Sobre las iniciativas concretas que ya están en desarrollo, el vicepresidente ejecutivo de Corfo presentó la hoja de ruta del Programa Estratégico de Energía Solar, la que contempla proyectos por más de 150 millones de dólares en una década donde al menos el 60% del financiamiento vendría del contrato del salar de Atacama entre Corfo y Rockwood. Se trata de aprovechar las singularidades del norte del país; como su alto nivel de radiación solar, la presencia de sales de litio y de minería metálica como no metálica.

Entre las iniciativas destacan un mayor desarrollo tecnológico, que implica la creación de un Centro Tecnológico Solar en Antofagasta y de programas Tecnológicos que vengan a solucionar brechas del sector, más desarrollo industrial y el fortalecimiento de infraestructura de calidad.

Se espera que con estas iniciativas al 2025 haya 100 nuevas empresas en la cadena de valor de la industria solar nacional; una significativa reducción en el costo de la energía para las tecnologías fotovoltaicas; una mayor diversificación de la matriz productiva nacional y del portafolio de exportaciones y una reducción en las emisiones de CO2e de 4.5 millones de toneladas por año.

Bitran señaló que otro proyecto importante es el “Distrito Solar”, que implica una mega estación de energía solar (750MW a 1GW), que abastecerá de energía limpia a la industria minera del país. Este proyecto tendría un costo total de inversión de 4 mil millones de dólares, y generaría unos 3 mil empleos durante su construcción. Se espera que una vez finalizada ayude en la reducción de 1 millón de toneladas de CO2e. Este tipo de iniciativa permite un ordenamiento territorial, reducir costos de transmisión y su impacto ambiental y bajar los riesgos de la inversión privada.