(El Mercurio) La poca expansión del PIB -que incluso puede ser inferior a la de 2016- y la caída persistente de la inversión son las principales preocupaciones de los gremios empresariales en sus perspectivas de crecimiento sectorial para 2017, según revelaron ayer en un seminario organizado por la Cámara de Comercio de Santiago.

La Sofofa estima que este año, la producción industrial caerá 1%, y en el mejor de los casos crecería 1% en 2017. «Un panorama preocupante, considerando que la industria representa el 11% del PIB del país y no logra repuntar», dijo Marco Antonio González, gerente de Políticas Públicas y Desarrollo del gremio.

La Cámara Chilena de la Construcción proyecta un nulo crecimiento para el sector en 2016 y 2017. Javier Hurtado, gerente de Estudios, señaló que el Presupuesto fiscal contempla una caída de 4% en la inversión, lo que afectará al sector y a las concesiones, que han avanzando muy poco. Se han adjudicado US$ 2.400 millones en inversiones que quedan para adelante, y faltan por adjudicarse en torno a US$ 800 millones, lo que puede afectar en US$ 100 millones la inversión real al año, una cifra ínfima en el marco de US$ 27 mil millones de inversión en construcción.

La Sociedad Nacional de Minería proyecta un crecimiento sectorial de 3,5% para 2017, principalmente porque Escondida estará operando a plena capacidad, dijo Álvaro Merino, gerente de Estudios del gremio. Estimó que el precio del cobre se situará entre US$ 2,15 y US$ 2,25 la libra, con exportaciones por US$ 34 mil millones.

La Sociedad Nacional de Agricultura proyecta un crecimiento de 3,1% en 2017, algo por encima del 2,8% previsto para este año. El sector frutícola que crece en torno al 3%; cultivos anuales con una caída del 2%, y sector forestal 2% a 3%. Si bien las exportaciones muestran oportunidades, Ema Budinich, gerenta de Estudios del gremio, planteó que hay señales que amenazan el escenario futuro, como la reforma al Código de Aguas.

La Cámara de Comercio de Santiago prevé un aumento de 3,1% en las ventas del comercio este año y de 3,3%, el próximo. La menor presión del gasto en vivienda tendería a afectar positivamente las decisiones de consumo de bienes durables en 2017, comentó George Lever, gerente de Estudios de la entidad.

La Asociación de Bancos prevé un crecimiento del crédito bancario entre 3,5% y 4,5% en 2017, con menor expansión del crédito hipotecario y una caída en los préstamos de consumo, especialmente para los sectores de menores ingresos, asociadas al ciclo y a la reducción de la tasa de interés máxima convencional adoptada en 2013.

[Producción manufacturera en Chile habría caído 1,5% en septiembre]