(Diario Financiero) Puerto Ventanas, controlada por el grupo Sigdo Koppers, buscará crecer y transformarse en una compañía que opere varios terminales y no sólo el que manejan en la Quinta Región.

Si bien están embarcados en proyectos para mejorar su oferta en el terminal emplazado en la comuna de Ventanas, el gerente general de la compañía, Jorge Oyarce, comenta que también tienen puestos sus ojos en el futuro y en las posibilidades que entrega la región, de la mano de la minería o la industria, sectores en los que están especializados.

“La empresa está con la madurez y decisión de poder crecer, no solamente dentro de la bahía, sino que replicar el modelo de Puerto Ventanas en otras zonas no sólo de Chile sino también en América”, comentó Oyarce.

Agregó que “existen oportunidades en distintos lugares en Latinoamérica donde estamos teniendo contactos y estamos haciendo las evaluaciones. Eso sí, son proyectos todavía, estamos en etapa de búsqueda y de análisis”.

Explica que aunque también han visto opciones de crecer con puertos dentro del país, cree que las grandes oportunidades estarán en la región, ya que las necesidades de logística serán mayores.

La idea es poder replicar el modelo que aplicaron en Ventanas, entregando servicios especialmente a mineras y generadoras, aunque no se cierran a crecer bajo otras vías, como compras o participación de procesos de licitación de terminales concesionados.

“Estamos muy abiertos de participar en modelos de concesiones, adquisición, mixtos, no está acotado ni hay una regla específica que limite las opciones para el puerto”, detalló el ejecutivo.

¿Cuáles son los países que analizan con mayor atención? “En general los desarrollos mineros, que es el segmento en donde nos especializamos, están en Brasil, Perú y estamos viendo algo en Colombia”, responde Oyarce.

Nuevas inversiones

Puerto Ventanas no quedó inmune al momento económico que vive el país. Al primer semestre la compañía informó una disminución del 21% en la carga transferida. Oyarce, sin embargo, comenta que el negocio portuario es a largo plazo y, por ello, están ejecutando inversiones para estar preparados cuando el ciclo, en especial de las materias primas, mejore.

La compañía desarrolla un proyecto de mejoramiento del sistema de almacenamiento de concentrado de cobre. En esa línea, recientemente inauguraron una nueva bodega de graneles sólidos -denominada La Greda- con 3.200 m2 y una capacidad de almacenamiento de 46.000 toneladas.

Para esta iniciativa invirtieron US$ 23 millones, pero están desarrollando una segunda fase de esta iniciativa, la que esperan esté terminada a fines del próximo año, completando una inversión total de US$ 55 millones.

Al primer semestre los concentrados significaron el 33% del total de la carga transferida, posicionándose como la segunda más relevante luego del carbón. En términos generales, el terminal tiene una participación de 14,7% del mercado entre los puertos de la Quinta Región.

“Es un dato que la zona central, minera, que incluye a faenas como El Teniente, Andina y Los Bronces, son reservas importantes en cuanto a volumen y a calidad. Hay una ralentización de las inversiones, producto de la coyuntura, pero esos proyectos se terminarán haciendo”, dice Oyarce, fundamentando las inversiones corrientes de la firma.

Contratación de eventuales

También en la forma de trabajo están haciendo mejoras, cuenta el ejecutivo. Un hito relevante, dice, fue la contratación de la totalidad de los trabajadores eventuales, convirtiéndose en el primer terminal nacional en hacerlo de manera completa.

Dato relevante si se considera que, por ejemplo, las huelgas que afectaron a los puertos de la zona central han nacido bajo el alero de organizaciones sindicales de trabajadores eventuales.

“Quisimos fidelizar a los trabajadores y terminar con el trabajo eventual que ha sido la estructura tradicional en el puerto”, explica Oyarce.

Añadió que el nuevo modelo propuesto por la compañía a los trabajadores, les permitió asegurar la mantención de la experiencia y terminar con la inequidad laboral dentro de los propios operarios.

Oyarce también destacó la certificación Ecoports que obtuvo la compañía, siendo el primer puerto nacional que la obtiene y el segundo en la región. El reconocimiento mide el estándar de desempeño ambiental de los terminales marítimos.

[Puerto Ventanas desarrollará nuevo sitio de transferencia de concentrado de cobre]