(Emol) La Corte de Apelaciones de Punta Arenas declaró admisible el recurso de protección en contra de Mina Invierno, con el fin de paralizar las tronaduras en el yacimiento carbonífero.

En la resolución el tribunal dictó «orden de no innovar, mientras se falle el presente recurso». Es decir la Resolución de Calificación Ambiental de tronaduras queda suspendida en sus efectos mientras se tramita el juicio.

El recurso de protección había sido presentado por la «Sucesión Jorge Jerko Stipicic Bilbao», comunidad hereditaria de la «Estancia Anita Beatriz», en contra de la Sociedad Minera Invierno S.A., con el fin de paralizar las tronaduras en el yacimiento carbonífero, adyacente a la propiedad de la sucesión, por el eventual daño que las explosiones causarían en la actividad ganadera.

En la resolución, el tribunal de alzada solicitó a la empresa minera evacuar un informe con todos los antecedentes del caso, en un plazo de 6 días hábiles.