Un total de 47 proyectos en distintas áreas se presentó a la primera convocatoria del Concurso de Investigación Tecnológica en Minería, instrumento con que la Comisión Nacional de Investigación Científica y Tecnológica (Conicyt) busca promover el desarrollo de este sector, a través de su Programa Fondef.

El concurso cerró su convocatoria el 18 de agosto pasado, registrando una favorable acogida por parte de universidades e instituciones de investigación de todo el país, que junto a empresas públicas y privadas participarán de la gestión de las iniciativas.

“Resulta gratificante la respuesta de los investigadores, de la academia y la industria, pero también representa un desafío. Como institución apostamos, a través de la adjudicación de éste, no sólo a financiar proyectos de excelencia que impulsen la revitalización de la minería, sino también a aumentar la masa crítica de investigadores en el área”, señaló el director ejecutivo de Conicyt, Christian Nicolai.

Para el subsecretario de Minería, Ignacio Moreno, “es esencial invertir en innovación si queremos responder a los desafíos que enfrenta la industria y continuar siendo potencia minera”. Indicó que este concurso apoya propuestas de investigación científica y tecnológica que van en la misma línea de la Hoja de Ruta impulsada por el Programa Nacional de Minería Alta Ley, por lo que “estamos seguros que algunas de ellas se convertirán en alternativas viables de desarrollo de productos o servicios con un impacto positivo, tanto en lo económico como en lo social, para la minería”, recalcó.

Áreas y financiamiento

Las temáticas de los proyectos presentados están circunscritas a las áreas consideradas como prioritarias por este instrumento, es decir: operación y planificación minera; concentración de minerales; relaves; hidrometalurgia; fundición y refinería.

El financiamiento a otorgar alcanza un monto máximo de $220 millones por proyecto, que podrá ser ejecutado hasta en 24 meses. El aporte de Conicyt llega hasta el 80% del costo total del proyecto, mientras que la institución beneficiaria debe aportar un 10% y la empresa o entidad asociada, el 10% restante.

Además, el concurso cuenta con recursos adicionales gestionados por el Programa Regional de Conicyt, a través del Fondo de Innovación para la Competitividad, FIC, específicamente, para las regiones de Atacama y Biobío.