Con el objetivo de atender un contrato de mantenimiento en la Planta de Chancado de la División Gabriela Mistral de Codelco, en 2014 dos reconocidos actores de la industria minera se juntaron para formar el consorcio HighService-Metso. Esta nueva empresa conjugó el conocimiento y soporte técnico de Metso como fabricante de chancadores y harneros, con la experiencia de HighService en el mercado de los servicios de mantenimiento.

Sobre el balance de esta experiencia conjunta, Gonzalo Cerda, gerente Consorcio Highservice-Metso, subraya como un hito relevante que “en el último año y medio no hemos registrado accidentes. Un aspecto fundamental para el logro de estos resultados ha sido la aplicación del concepto de seguridad desde la planificación de la tarea; a dicha metodología la hemos llamado Gestión Temprana de los Riesgos”.

Al respecto, detalla que desde el punto de vista operacional, esta metodología implica que los trabajadores entiendan que la seguridad es parte de la operación y no algo separado o paralelo.

De esta manera, junto con la incorporación de prevencionistas de riesgo desde la planificación y programación de las actividades, son los mismos trabajadores los que posteriormente pueden proponer mejoras e identificar nuevos riesgos producidos por cambios en las condiciones originales.

“Todo esto transforma el mantenimiento en un proceso realmente seguro”, enfatiza le ejecutivo.

Cabe señalar que lo anterior se aplica en línea con las políticas de mejora de productividad laboral de Codelco con el método LEAN, logrando importantes resultados. Por ejemplo, se ha aumentado la productividad laboral desde un 48% al 60%, medida como el tiempo que el trabajador está con la herramienta en la mano, disminuyendo así la cantidad de tiempo improductivo de los trabajadores. Además, se logró elevar la productividad del personal propio en un 30%, ajustando las dotaciones por medio de una constante evaluación del personal técnico y explotando las sinergias con otros contratos de las compañías que componen el consorcio HighService-Metso.

¿Cómo materializar la gestión temprana?

Gonzalo Cerda subraya que para tener una experiencia exitosa es necesario:

  • Disponer de los programas de trabajo al menos dos semanas antes de su ejecución.
  • Involucrar a los prevencionistas desde la etapa de la planificación y programación a través de una participación efectiva, sobre todo en lo que se conoce como ‘la memoria preventiva’, es decir, utilizar la gestión del conocimiento aplicando los controles que resultaron de incidentes anteriores.
  • Someter dichos programas a la revisión previa de supervisores y trabajadores, en la búsqueda de puntos débiles que puedan ser detectados y corregidos con antelación.
  • Conocimiento previo de la tarea y sus asignaciones, con el objetivo de que los mismos trabajadores evalúen los riesgos presentes y establezcan los controles de los riesgos críticos presentes, herramientas, protocolos y procedimientos que aplican. “Hablamos de al menos realizar este análisis un día antes, con una visita previa a los lugares de trabajo”, añade Cerda.

¿Con qué criterios se debe actuar?

Las recomendaciones del gerente del Consorcio HighService-Metso son:

  • Identificar las tareas en las que existen trabajos cruzados, para analizar en conjunto los riesgos con todos los involucrados.
  • Si la tarea en sus revisiones previas no aprueba la gestión de riesgos, ésta no se realizará hasta hacerla segura.
  • Ante cualquier modificación a los programas de trabajo debe realizarse ‘gestión del cambio’ para identificar los nuevos riesgos que se incorporan a la tarea (seguridad, calidad, duración y reprocesos).