(El Diario de Bolivia) El presidente de la Empresa Siderúrgica del Mutún (ESM), Jesús Lara, desestimó ayer la quiebra de la empresa, como advirtió, el martes, Antonio Tudela, representante por el municipio de Puerto Suárez, ante el directorio de la entidad estatal. La autoridad informó que gestiona un presupuesto de 8,9 millones de bolivianos para cubrir los sueldos devengados para 25 trabajadores.

Directorio

“Nuestro directorio de la empresa aprobó un presupuesto de 8,9 millones de bolivianos para cubrir gastos de administración y funcionamiento de la empresa, esto fue aprobado y remitido al Ministerio de Minería, también es de conocimiento del Ministerio de Economía”, informó el Presidente de la ESM.
Según Lara, actualmente, se deben cinco sueldos a sus trabajadores, en su mayoría a serenos que cuidan la empresa, cuya deuda suma alrededor de 1 millón de bolivianos.

Pasivos

Agregó que las deudas por pasivos y servicios ascienden a 200.000 bolivianos.
El Presidente de la ESM admitió que la empresa atraviesa “problemas financieros”, debido a que desde agosto del año pasado, cuando cerró operaciones, no concretó ninguna venta de hierro al exterior por problemas de logística y bajos precios internacionales.

Personal

“Este año solo contratamos al personal estrictamente necesario y; sin embargo, no pudimos hacer efectivo el pago de sueldos por la falta de recursos económicos. Desde el cierre de operaciones no se ha vendido nada”, dijo.
No obstante, Lara aseguró que “no se puede hablar de quiebra” porque las únicas deudas que tiene la ESM corresponden a sueldos y gastos de servicios básicos, y cuenta con minerales suficientes para sacar a flote sus finanzas, cuando supere los problemas de logística.