Codelco informó  este lunes sobre la situación en División El Teniente, cuyas actividades se encuentran paralizadas desde el sábado. La estatal dijo que esperaba que los ingresos a la mina estuvieran habilitados en el transcurso del día y el suministro de energía en Sewell el martes, ambos de manera provisoria. “El abastecimiento de agua para las faenas industriales demorará una semana en ser rehabilitado, por lo que se trabaja en soluciones temporales y se operará con restricciones de consumo. El transporte de mineral, la línea Teniente 8, estará recuperado a partir del jueves, y con ello comenzará la completa puesta en marcha, por lo que se estima que el reinicio de la operación se producirá ese día“, sostuvo la minera en un comunicado.

El lunes se estuvieron desarrollando los trabajos para despejar las vías y reconstruir los caminos que resultaron afectados, en tanto que personal clave accedió a las instalaciones para verificar la magnitud de los daños y anticipar labores de mantenimiento.

Durante la mañana el presidente ejecutivo, Nelson Pizarro, junto a otras autoridades de la Corporación, evaluaron en terreno los principales puntos de daño en El Teniente, de modo de disponer los recursos y acciones para volver a la normalidad y garantizar la seguridad de los trabajadores de la empresa.

Las operaciones de planta y mina de División El Teniente se encuentran suspendidas como consecuencia de las fuertes lluvias que afectaron a la zona central. Según datos proporcionados por la compañía, en sólo tres días cayeron 350 mm de lluvia (en la zona caen 513 mm en todo un año), con una isoterma que se mantuvo sobre los 3.000 metros, lo que agravó el impacto de la situación. La merma en la producción se estima en 1.500 toneladas de cobre fino por día, precisó Codelco.

El evento afectó el sistema de transporte de mineral, los ingresos a la mina y las instalaciones industriales, así como el suministro de agua para las plantas y de energía para Sewell.

División Andina

La estatal también informó que en División Andina los turnos ingresaron con normalidad todo el fin de semana, en tanto que la operación está funcionando a un 65%. “De manera preventiva, la canaleta de relave está operando sólo con agua, hasta que se pueda inspeccionar las condiciones en que se encuentra”.

Todos los equipos técnicos y de emergencia, así como los ejecutivos, profesionales y trabajadores de ambas divisiones se encuentran desplegados de modo de resguardar la pronta recuperación de todas las instalaciones.