“Crear valor en el corto plazo es un asunto de sobrevivencia; sin embargo, el capital privado se enfoca en el largo plazo. En este sentido queremos proyectar Mantos Copper como una plataforma para desarrollar un negocio de cobre mucho más grande y altamente rentable”, señaló John MacKenzie, presidente ejecutivo de Mantos Copper en el marco de la Conferencia Mundial del Cobre 2016.

Según detalló,  hoy es un buen momento para comprar. “Así como en la actualidad es un buen momento para adquirir, también habrá un buen momento para vender y creemos que el periodo recesivo por el que actualmente atraviesa la industria minera debería haber llegado a su fin entre 2020 y 2021”.

Debido a lo anterior, el modelo de negocio tras Mantos Copper -que hoy controla las operaciones de Mantos Blancos y Mantoverde, adquiridas a Anglo American- apunta a adquirir activos de corta vida, pero con potencial para extender su vida útil, manifestó. “Hemos invertido bastante para asegurarnos que estas minas, cuando llegue el momento, tengan la posibilidad de extender su vida en al menos 10 años y tengan más oportunidades de desarrollo. Esto es lo fundamental en nuestra propuesta”, afirmó MacKenzie.

El presidente ejecutivo de Mantos Copper indicó que parte de la estrategia de la compañía es operar activos de menor tamaño, “en la que podamos implementar la ingeniería a través de un proceso simplificado, pero apropiado para la complejidad del activo. Con esa base, la idea es expandir el modelo a otros activos”, precisó.

Mantos Copper nace de la adquisición, en septiembre del año pasado, de Mantos Blancos y Mantoverde, ex activos de Anglo American, por parte de un consorcio liderado por la firma inglesa Audley Capital Advisors LLP.