Grandes mineras muestran sus cartas en semana “negra” para el precio del cobre

En la misma semana donde el precio del cobre bajó de la barrera “sicológica” de los US$2 por libra -el más bajo en cerca de siete años- y que la Comisión Chilena del Cobre (Cochilco) recortó sus proyecciones para este año en US$0,35/libra a US$2,15/libra, las grandes empresas mineras como Collahuasi, Codelco, Teck y Antofagasta Minerals adelantan sus planes que incluyen una profundización en su plan de reducción de costos, cambios en sus planes mineros o, en algunos casos, una estrategia contra cíclica.

(Pulso) Codelco: Ajuste de sus proyectos estructurales y reducir C1 a US$1,25 la libra
Una reducción de costos y un ajuste de sus proyectos estructurales es en lo que está trabajando la mayor cuprífera a nivel mundial, Codelco.

Ayer la estatal anunció una profundización en su plan de reducción de costos en relación con 2015. Con esto, esperan recortar su costo de producción (C1) desde 138,6 a 125,5 centavos de dólar la libra, lo que significa un menor costo de caja de US$574 millones para el 2016.

Adicionalmente, se anunció un plan de aumento de la productividad para 2016, que considera una rebaja al presupuesto de US$312 millones. De esta forma, el presupuesto de este año contempla un menor gasto por US$1.100 millones con respecto a la primera estimación presupuestaria.

“¿De dónde vienen los US$312 millones? De factores exógenos, como es el precio de los insumos, como es el índice de los precios por mayor o algún otro indicador de escala. (Con esto) tenemos aproximadamente US$85 millones sobre US$312 millones. El resto es gestión, pura y simple gestión, hacer más con menos. ¿Cómo? Siendo más eficientes, teniendo estándares de excelencia en nuestro quehacer, teniendo más disciplina, teniendo una planificación y una gestión de mantenimiento mejor, consiguiendo mejor productividad de nuestros colaboradores, gestionando los recursos que tenemos e insistiendo en lograr sinergías y buenas prácticas”, dijo el presidente ejecutivo de la estatal, Nelson Pizarro.

En paralelo, la estatal trabaja en sus cinco proyectos estructurales, varios de los que están siendo revisados para llevarlos a “escala humana”. Uno de ellos es Expansión Andina, que está siendo re-conceptualizado para generar una alternativa de menor inversión, con menos consumo de agua e impacto ambiental. En esta misma línea está El Teniente, que está siendo reformulado para responder de mejor forma a las condiciones geomecánicas.

En el caso de Chuquicama Subterránea y RT Sulfuros, están en sus obras tempranas y en su ingeniería de detalle, respectivamente.

Rajo Inca de la división Salvador, en tanto, aún está en estudio de pre factibilidad.

Las fundiciones, por su parte, también están siendo objeto de estudio y se están a la espera de las conclusiones de la comisión presidencial formada para revisar a fondo el negocio.

Con todo, desde la administración de Codelco estiman que en 2016 las utilidades serán cercanas a cero producto de la ley reservada del cobre.

Collahuasi: Reaccionar de acuerdo a la evolución del precio del cobre
La Compañía Minera Doña Inés de Collahuasi -propiedad de Glencore y Anglo American- está por estos días trabajando en el Estudio de Impacto Ambiental (EIA) para darle continuidad a sus operaciones y ajustando sus procesos ante el desplome que ha vivido el precio del cobre en los últimos doce meses.

Si bien en un principio la segunda mayor minera del país había evaluado desarrollar la fase III de su expansión, que con una inversión de US$6.500 millones permitía elevar su producción a más de un millón de toneladas por año de cobre fino -más del doble de lo actual-, esto fue desechado.

También fue descartado la iniciativa que permitía elevar la capacidad de apilamiento de minerales lixiviables mediante el aumento de la altura del Pad 1. Dicha iniciativa también permitía extender la vida útil de la línea de minerales lixiviables y modificar el calendario de explotación de los rajos Rosario Sur I y II, aplazándolo para el segundo semestre de este año.

Ahora, la minera solo apuntará a un proyecto que dé continuidad a las operaciones. Este estudio será presentado durante el segundo semestre de 2016.

Adicionalmente, Jorge Gómez, presidente ejecutivo de Collahuasi, indicó que con un precio por debajo de los US$2,00/libra no desechan ninguna posibilidad, entre las que se encuentra una profundización en el recorte de producción o la desvinculación de más trabajadores.

“Es una situación difícil, que pareciera ser un poco más largo de lo que en algún minuto pensábamos, pero que en estos ciclos tenemos que tener aprendizajes, cambias las formas de hacer las cosas y adecuarnos (…) En este momento no podemos desechar ninguna oportunidad. Los ajustes no es una situación que sea estática, vamos a tener que ir reaccionando dependiendo del entorno”, dijo.

A fines de septiembre de 2015 la minera informó “ajustes acotados” en la dotación luego de sacar del mercado cerca de 30.000 toneladas anuales de cobre fino. Sin embargo, el ajuste de costos es anterior a esto, data de la llegada de Gómez a Collahuasi en diciembre de 2012, y que se ha traducido en mejores indicadores y una estabilización de la producción.

La explotación del mineral de Collahuasi es a rajo abierto y se centra actualmente en los yacimientos Rosario y Ujina y, en una forma menor, en Huinquintipa, todos situados a 4.400 metros de altura sobre el nivel del mar en la zona altiplánica de la Región de Tarapacá.

Antofagasta Minerals: ralentizar proyectos y modificación del plan minero
“Soy más pesimista que optimista”. Con estas palabras, el presidente ejecutivo de Antofagasta Minerals, Diego Hernández, se refirió a sus perspectivas del precio del cobre.

El ejecutivo indicó que al interior de la organización ya están tomando medidas para sortear la caída del metal rojo, pero por el momento no evalúan medidas “radicales”.

“En la medida que el costo va bajando, nosotros tenemos que estar preparados para proteger nuestros márgenes. Con la situación actual ya hemos tomado medidas, y este año vamos a seguir trabajando es nuestros costos, pero por el momento no vamos a tomar una medida más radical”, dijo.

De esta manera, en la minera aseguran que seguirán adelante con sus dos proyectos que se encuentra en ejecución, Encuentro Óxidos y la planta de molibdeno en Centinela, pero está dentro de las posibilidades ralentizar la ejecución de los mismos.

El primer proyecto permitirá que la planta de cátodos de Centinela continúe su producción a plena capacitad de 100,000 toneladas de cátodos al año, mientras que el segundo – que entraría en producción a fines del 2016- producirá unas 2.400 toneladas del este metal durante sus primeros cinco años de vida.

Hernández también indicó que en ciertas operaciones, las de menor envergadura, también se está modificando en plan minero, dirigiéndose hacia los sectores de mejor ley para reducir los costos por tonelada producida. “En una mina como Pelambre tiene poca flexibilidad, hay mayor flexibilidad en las minas más chicas como la parte de óxido de Centinela donde hay varios yacimientos”, indicó.

“Estamos en un periodo que no queríamos llegar a eso, que el precio bajara de los US$2/libra y hay que seguir en los esfuerzos que estamos haciendo de proteger nuestros márgenes operacionales y tomar las medidas que hay que tomar para pasar este periodo y estar vivo y en buena situación cuando el precio vuelva a subir. Eso se demorará más de lo que esperábamos antes y tenemos que prepararnos para un par de años complicados”, advirtió.

Antofagasta Minerals -brazo minero de Antofagasta plc- tiene tres operaciones mineras bajo su control: Los Pelambres, Centinela y Michilla. Adicionalmente, en diciembre cerró la compra del 50% de la propiedad de Minera Zaldívar a Barrick Gold por cerca de US$1.050 millones. Este yacimiento posee reservas probadas y probables cercanas a los 2,5 millones de toneladas de cobre, lo que significa una vida de las reservas de aproximadamente 14 años.

Consejo Minero: El foco de la industria está en mejorar los índices de productividad
“Si queremos que las cosas sean distintas no podemos seguir haciendo lo mismos. Debemos por lo mismo innovar, cambiar y atrevernos a hacer un planteamiento directo”.

Así, el presidente ejecutivo del Consejo Minero, Joaquín Villarino, hizo un llamado a la industria en general a mejorar los indicadores de productividad en momentos en que el precio por libra de cobre está en su nivel más bajo desde 2009.

Según expuso en el desayuno ´Otra Mirada para el Crecimiento´ organizado por Consejo Minero e Icare, el precio del metal rojo “no nos condena, más bien nos empuja hacia el nuevo desafíos que son, entre otros, el de mejorar la productividad que en minería, por ejemplo, es un 45% peor que la de países como Estados Unidos y Australia en la misma actividad”.

Villarino aseguró que la minería ha asumido el compromiso de mejorar la productividad con el fin de reducir sus precios de producción y sobrellevar este ciclo bajo de precios. “Más vale tarde que nunca y aunque sea más por necesidad que por virtud, nos parece que es una decisión correcta”.

Durante su intervención, Villarino no entregó positivas perspectivas para el cobre, pero remarcó que la industria minera seguirá teniendo una supremacía en relación con los demás sectores productivos del país.

“De los antecedentes que manejamos pasemos unos próximos años complejos, con postergación de inversiones, con pérdida de puestos de trabajo, ajustes de costos, eventuales cierres de faenas. No obstante, la industria minera seguirá siendo la principal industria del país también por muchos años”.

Según cifras del Consejo Minero, el índice de productividad definido como cobre fino producido por dotación se ha reducido desde 2006, presentando sus mayores bajas entre el 2011 y el 2013. Mientras, el índice de remuneraciones en minería ha presentado un alza cercano al 60% en los últimos nueve años. A su vez, las leyes de mineral se han reducido de 1,00 al 0,71 durante el periodo comprendido entre 2004 y 2014.

Consejo Minero es la asociación que reúne a las empresas productoras de cobre, oro, plata y molibdeno de mayor tamaño que operan en Chile. Entre sus socios está Codelco, Anglo American Norte, BHP Billiton, Freeport-McMoRan, Minera Lumina Copper Chile y Glencore, entre otros.

Temas Asociados