Teck Resources Limited informó que está realizado una prueba piloto de uso de gas natural licuado (GNL) como fuente de combustible en seis camiones de extracción en su operación de carbón siderúrgico Fording River, en la zona sureste de British Columbia en Canadá.

Según la compañía, el GNL prácticamente no produce material particulado ni emisiones de dióxido de azufre y reduce las emisiones de gases de efecto invernadero (GEI) hasta en un 20% en comparación con el diésel. «Existe el potencial de eliminar aproximadamente 35.000 toneladas de emisiones de CO2 cada año en las operaciones de carbón siderúrgico de Teck y de reducir los costos del combustible en más de 20 millones de dólares anuales mediante la adopción del combustible híbrido GNL y diésel en todas las operaciones», destacó la empresa.

Cabe señalar que la prueba piloto es una de las medidas que Teck está tomando para lograr su objetivo a largo plazo de reducir las emisiones anuales de GEI en 450.000 toneladas en sus operaciones para 2030. A la fecha, Teck ha reducido las emisiones anuales en 170.000 toneladas como resultado de iniciativas implementadas desde 2011.

“El GNL es una fuente de combustible que tiene el potencial de disminuir los costos, reducir en forma significativa las emisiones y mejorar el desempeño ambiental en nuestras operaciones”, señaló Don Lindsay, presidente y CEO de Teck.