(El Mercurio) La comisión de Recursos Hídricos de la Cámara de Diputados finalizó ayer la votación de modificación al Código de Aguas, que busca priorizar el uso de la función de subsistencia. Esta define el acceso al agua potable y saneamiento como un derecho humano esencial e irrenunciable que debe ser garantizado por el Estado.Además, esta modificación establece que siempre prevalecerá el uso para el consumo humano, el uso doméstico de subsistencia y el saneamiento, tanto en el otorgamiento como en la limitación al ejercicio de los derechos de aprovechamiento.

Finalizada la votación, el proyecto ahora será visto por la comisión de Agricultura de la Cámara de Diputados.