La Junta de Acreedores de Doe Run Perú, presidida por el Ministerio de Energía y Minas (MEM), aprobó por unanimidad convocar a una nueva reunión para designar al nuevo liquidador de la empresa y suscribir el convenio de liquidación. La próxima junta está programada para el martes 27 de octubre.

“Debemos contar con un liquidador que dé la seguridad de que el nuevo convenio contemple una propuesta técnica que recoja los intereses de todos los participantes de esta junta y que viabilice la operatividad del Complejo Metalúrgico de La Oroya y las inversiones que requiere la mina Cobriza”, indicó Rosario Patiño, presidenta de la Junta de Acreedores y representante del MEM, según consigna la nota publicada por el gobierno peruano.

Asimismo, manifestó que existen ocho empresas interesadas en participar,  que han presentado distintas propuestas. “Hemos entrevistado a varios de estos candidatos y hay empresas muy serias que han solicitado ahondar en la información, para hacer una propuesta técnica.  A fin de atraer a potenciales postores que inviertan en el complejo metalúrgico y en la mina Cobriza”.

Luego de elegir al nuevo liquidador, se tendrá como prioridad la reactivación de los circuitos de plomo y zinc del Complejo Metalúrgico de La Oroya para luego poner a la venta la empresa, tomando en cuenta a todos los acreedores.

Durante la reunión de la Junta de Acreedores, también se dio lectura a la carta de renuncia de Profit, mediante la cual la empresa se compromete a permanecer en la administración hasta que se designe a la nueva liquidadora, siempre y cuando el plazo no supere el 31 de octubre.