El intercambio de energía entre países vecinos promueve una mayor seguridad y abarata costos del suministro. Así se aseguró en el panel “Del Sistema Eléctrico Nacional a la integración Regional” que se realizó en el contexto del Foro SING 2015, organizado por el Grupo Editorial Editec.

Se trata de un desafío que permitiría aprovechar las ventajas del Sistema Interconectado del Norte Grande (SING) caracterizada por una privilegiada ubicación en el entorno, generando oportunidades que deben ser consideradas por la industria eléctrica, expresó Raúl Moreno, subdirector de operaciones del CDEC SING.

Una idea, que pese a las incertidumbres, según estudios, es factible y ya presenta avances como las dos ofertas de exportación que realizó la empresa AES Gener a Argentina, propuesta que espera concretarse hacia fines de este año, según se vayan presentando las condiciones de generación del SADI que pudieran hacer atractivas las ofertas desde el SING.

Así lo confirmó Carlos Aguirre, gerente de Gestión del Margen y Transmisión de AES Gener, quien destacó que la racionalidad de la Interconexión del SING con el SADI, es técnicamente factible, ya que si se utilizan activos ya existentes se ahorrarían costos a ambos sistemas, mejorando la calidad y seguridad del servicio.

Además se proyecta que en 2016, con la entrada en servicio de las centrales Cochrane y Kelar, se incrementará la posibilidad de exportar energía a Argentina en base a generación de menor costo variable de operación.

Entre los beneficios de este intercambio, Aguirre aseguró que se logra un mejoramiento en la calidad del servicio, que no requeriría de inversiones adicionales de mayor importancia. “Esto ayuda a la integración energética en el cono sur, en particular con Argentina, dando una mayor viabilidad a la importación de gas en el sur actualmente o en todo el país a futuro”, agregó el ejecutivo.

Eduardo Antúnez, director de Planificación de COES  SINAC (Comité de Operación Económica del Sistema Interconectado Nacional de Perú) aseveró en tanto que “Perú cuenta con una cartera de grandes proyectos localizados en diversos puntos de la red eléctrica, suficientes como para atender la demanda de exportación de Chile a largo plazo”.

Antúnez señaló que la expansión del sistema eléctrico de su país responde a las reformas efectuadas en 2006 y que proyecta hacia 2018 una expansión a lo largo del territorio peruano. Entre estos desafíos destaca la ejecución a mediano plazo de un proyecto que uniría Tacna con Arica, que aportaría 200 MW  a partir de 2020.