Las centrales eléctricas con motores de mediana velocidad que provee Wärtsilä se caracterizan por una alta eficiencia, superior al 48%, y por la capacidad de estar en plena marcha en menos de 5 minutos, lo que las ha convertido en una excelente opción en diferentes mercados internacionales, especialmente en países donde existen sistemas de regulación de servicios auxiliares, destaca la multinacional.

“Principalmente en Europa y Estados Unidos, la tendencia ha estado marcada por la incorporación de sistemas de regulación de servicios auxiliares, en los que —entre otros aspectos— se busca favorecer a las centrales eléctricas cuya puesta en marcha esté por debajo de los 5 minutos. Dentro de este contexto, la capacidad de ofrecer energía eficiente a plena carga en pocos minutos ha sido clave para nuestro posicionamiento”, señaló Diego del Pino, Sales Manager South America Energy Solutions de Wärtsilä.

La empresa destaca que la confiabilidad que otorga un sistema de este tipo, en el que se hace énfasis en la rapidez de la puesta en marcha para asegurar el suministro continuo de energía, ha hecho que este modelo sea considerado también en Sudamérica, como es el caso de Argentina.

Cabe mencionar que, en el marco de los sistemas de regulación de servicios auxiliares, se entrega una remuneración adicional a las centrales eléctricas que cumplen con dichos parámetros de tiempo, incentivando así la incorporación de soluciones más eficientes y flexibles, resaltan desde Wärtsilä.