Al participar en el seminario “Escenario económico y proyecciones sectoriales”, organizado por la Confederación de la Producción y del Comercio, el vicepresidente de Sonami, Diego Hernández, estimó que en 2016 el sector minero tendrá un nulo crecimiento con una producción de cobre en torno a las 5 millones 850 mil toneladas y exportaciones mineras por un monto de US$35.000 millones.

Asimismo, el vicepresidente de la gremial estimó que el año venidero la economía nacional crecerá en un rango entre 2,0 y 2,5%.

Respecto al panorama del presente año, Diego Hernández señaló que el PIB minero crecerá en 1,0% con una producción de cobre en torno a 5.850.00 toneladas, mientras que la economía en su conjunto crecerá sólo un 2,0%.

[Índice de Precios de Productor de Minería disminuye 5,4% en agosto]

En su exposición, el alto ejecutivo de Sonami dijo que, en los últimos años, el sector minero ha enfrentado altos costos y una significativa pérdida de competitividad, además de una importante caída en la carpeta de inversiones mineras, que para el periodo 2015-2024, de acuerdo a Cochilco, se sitúa en US$77.000 millones, esto es US$28.000 millones menos que lo proyectado el año pasado. “Los proyectos están y para materializarlos es necesario un impulso robusto a la inversión”, acotó.

En ese sentido, Diego Hernández mencionó la necesidad de impulsar acuerdos amplios, en un horizonte de largo plazo, con estabilidad de reglas y certeza jurídica: revisión global del sistema regulatorio y acelerar otorgamiento de permisos; otorgar las condiciones para incrementar la oferta de insumos críticos, tales como como energía eléctrica y agua, y regular y definir la aplicación del Convenio 169 de la OIT.

Finalmente, el vicepresidente de Sonami dijo que también es importante despejar la incertidumbre, para ello, agregó, se requiere definir en forma precisa la dirección a seguir para el desarrollo futuro del país y adoptar las medidas pertinentes en materia de orden público y respeto del Estado de Derecho.