(El Mercurio) El presidente de Ultramar, Richard von Appen, realizó ayer un diagnóstico crítico sobre la actual infraestructura portuaria del país, sector que ha duplicado la carga movilizada en materia de comercio exterior y que enfrentará un crecimiento similar al 2030, en una mirada conservadora.

Von Appen señaló -en un seminario de Sofofa- que los principales terminales nacionales no están preparados para recibir las naves portacontenedores más grandes del mercado, de 18 mil teus. Estas últimas se vinculan con beneficios como menores precios para el transporte de productos.

El empresario sostuvo que «hay un desafío enorme y debemos abordarlo muy luego. No podemos afectar la productividad porque vamos a afectar la competitividad del país, tenemos un desafío enorme para poder anticiparnos y debemos desarrollar nueva estructura, capacidad portuaria, y para poder hacer eso no podemos seguir con los tiempos políticos de hoy». Y añadió que como país debemos tener una mirada de largo plazo en esta área y en otras como educación o en salud, ya que, dijo, «no podemos seguir planificando cada cuatro años».

Indicó que se está discutiendo la construcción de los Puertos de Gran Escala en la V Región -San Antonio y Valparaíso- a los cuales, planteó, deberían estar ligadas obras que refuercen la accesibilidad a través de caminos y vías ferroviarias.