El Vicepresidente Ejecutivo de la Comisión Chilena del Cobre (Cochilco), Sergio Hernández, señaló que las fundiciones estatales invertirán cerca de US$2.000 millones  a 2018, para adecuarse a las exigencias de la Norma de Emisión para Fundiciones de Cobre y Fuentes Emisoras de Arsénico.

El ejecutivo entregó estas declaraciones al inaugurar el III Encuentro Airemin “Calidad del Aire en la Industria”, el cual fue organizado por el Grupo Editorial Editec.

Hernández precisó que dichas inversiones deberán materializarse en las fundiciones de Ventanas, Chuquicamata, Caletones, Potrerillos, y Hernán Videla Lira, de las cuales, en las últimas cuatro la Norma de Emisión comenzará a regir a partir de diciembre 2018. En el caso de Ventanas la Norma empezará a regir en 2016, ya que cuenta con una planta de ácido sulfúrico con tecnología de doble contacto.

Desde Cochilco explican que la Norma de Emisión para dióxido de azufre (SO2) y arsénico (As) y material particulado (MP), fija un límite de captura para SO2 y As de 95% y niveles de emisión para fuentes contaminantes de 49.700 ton/año de SO2 y de 476 ton/año de As. Adicionalmente establece otras restricciones en la emisión de las chimeneas.