(El Mercurio) A toda marcha se encuentran trabajando por estos días las seis ramas de la Confederación de la Producción y del Comercio (CPC) en la identificación de los problemas concretos que ha revelado la puesta en marcha de la reforma tributaria.

La decisión del Gobierno de abrir las puertas a futuros cambios legales generó una “luz de esperanza” para el empresariado, que desde que se aprobó esta ley en el Congreso a fines del año pasado viene advirtiendo sobre las dificultades en su implementación práctica.

Este tema fue central en el Comité Ejecutivo que tuvo la cúpula empresarial este martes. En la instancia, se acordó intensificar este trabajo, pero no fijar aún plazos en la entrega de reportes a la CPC. “Nos tomaremos todo el tiempo que sea necesario para tener un diagnóstico de calidad”, señala una alta fuente empresarial.

Pese a eso varias ramas sí han establecido fechas para el desarrollo de sus análisis internos e incluso algunas les han pedido a sus asesores entregarles sus estudios a fines de este mes.

Es el caso, por ejemplo, de la Asociación de Bancos (ABIF), que fichó a la abogada Soledad Recabarren -de Recabarren & Asociados y ex EY- puntualmente para este trabajo. La Sociedad Nacional de Minería (Sonami), en tanto, está identificando los problemas con Juan Manuel Baraona, quien asesora al gremio de manera constante.

La metodología definida por la CPC apunta a enumerar con ejemplos concretos las dificultades prácticas de la reforma y priorizar los problemas transversales a todos los sectores.

[CPC afirma que si no hay cambios, se hará una mala reforma laboral]

En varias ramas hay consenso en la necesidad de contar con el diagnóstico de la CPC apenas finalice la discusión de la reforma laboral. Terminado ese debate, se centrarán de lleno en los ajustes concretos que requiere el nuevo sistema impositivo.

Para los gremios, varios de los ajustes son legales y, por ende, deberán pasar por el Congreso. Las empresas deben decidir el último trimestre de 2016 qué esquema escogen: renta atribuida o parcialmente integrado.

Algunos de los temas centrales que las ramas están analizando son la convivencia de los dos regímenes y qué ocurre cuando las empresas tienen mallas societarias complejas.

Recabarren opina que esta convivencia no se podrá arreglar solo por la vía de circulares. En lo sectorial, señala que uno de los temas que está mirando la banca es la posibilidad de tener algunos incentivos al ahorro, tras la eliminación del FUT.

Ricardo Mewes, presidente de la Cámara Nacional de Comercio, señala que la comisión tributaria del gremio -liderada por el abogado Christian Aste- se encuentra trabajando en un diagnóstico desde hace dos semanas y que la idea es tener un documento a fines de este mes.
“La convivencia de los dos regímenes hoy es súper compleja, entonces buscamos una fórmula que sea lo más simple posible, manteniendo la recaudación de la reforma”, afirma Mewes.

Desde la Sociedad Nacional de Agricultura (SNA) sostienen que su principal preocupación está en la transición que tendrán que hacer algunos agricultores pyme de sistemas como el de renta presunta al 14 Pyme. “Lamentablemente en regiones en general no hay capacidad contable que pueda entregar una buena orientación”, agregan.

Sofofa

El comité tributario del gremio, que preside Félix Bacigalupo, se reunió ayer con este mismo propósito. SII publicará todas las circulares la próxima semana.

La totalidad de las circulares que regulan la reforma tributaria estarán publicadas por el Servicio de Impuestos Internos (SII) la próxima semana, informó ayer el subsecretario de Hacienda, Alejandro Micco, tras exponer en un seminario organizado por la Cámara Chilena de la Construcción (CChC).

Así, a principios de semana se dará a conocer la circular que define la convivencia del sistema semi integrado con el de renta atribuida, que ha sido ampliamente esperada por el mercado y tendría más de 100 páginas.

Hasta ahora se han publicado 42 circulares del SII, de un total de 50, y otras seis relacionadas con Aduanas.

Micco afirmó que, pasado ese proceso, no descartan cambios a la reforma por la vía legal, tal como lo ha señalado el ministro de la cartera, Rodrigo Valdés. “Si al final del día no hay capacidad de hacer ajustes necesarios, se puede hacer alguna modificación como última etapa, por la vía legal”, dijo.

Insistió en que están haciendo esfuerzos para simplificar la aplicación de la reforma. “La reforma tributaria tiene objetivos claros, que es recaudar de forma progresiva, y también tiene otro mandato y es que su implementación tiene que ser impecable, de tal forma que no afecte el funcionamiento normal de los agentes económicos, que es fundamental para el crecimiento del país”, agregó.

El subsecretario llamó a que los distintos actores se manifiesten sobre cuáles son los problemas de implementación de la reforma, señal que fue valorada ayer por los gremios del sector privado.