(La Tercera) Las acciones de la minera no metálica SQM y de la eléctrica Enersis están encabezando las desinversiones de las AFP en los últimos 12 meses, en un comportamiento que analistas interpretan como resultado de la toma de ganancias por parte de inversionistas, y también debido a la coyuntura que enfrentan las compañías.

En el período, las AFP han desinvertido $ 76.052 millones de la serie B de las acciones de SQM, unos US$ 124,9 millones. Este comportamiento ha sido constante en los últimos cuatro meses. De hecho, en mayo vendieron papeles por $ 8.165 millones.

“El 67% de las desinversiones de los últimos 12 meses (US$ 83,8 millones), son flujos de venta correspondientes a los meses de marzo y abril 2015”, dice Carla Rojas, analista de Bice. “Presumiblemente atribuibles al destape público de los asuntos de gobierno corporativo”, agrega.

Rojas se refiere a los conflictos que enfrenta SQM por el presunto financiamiento irregular de campañas políticas que está siendo investigado por la Fiscalía Nacional, y que ha llevado a la minera no metálica a rectificar declaraciones tributarias ante el Servicios de Impuestos Internos (SII) y al cambio de parte de su directorio, incluido el propio Ponce.

El caso de Enersis, sin embargo, es distinto para las AFP. En los últimos 12 meses, la firma aparece como la segunda acción más vendida por los fondos de pensiones, al totalizar desinversiones por $ 52.311 millones, unos US$ 83,7 millones. Lo anterior, impulsado principalmente por el comportamiento de los primeros cuatro meses de 2015.

En enero, por ejemplo, vendieron $ 10.230 millones en acciones de esta empresa; en febrero, otros $ 15.602 millones; en marzo, unos $ 11.805 millones, y en abril, $ 8.066 millones. La fuerte desinversión que mostraron entre enero y abril, contrastó con la apuesta que hicieron por estos papeles en mayo, que llegó a los $ 10.995 millones.

“Enersis fue la segunda mayor compra de mayo, aprovechando la caída de casi 4% en el precio de la acción en el mes, en un contexto de mayor entendimiento respecto al anunciado proceso de reestructuración”, dice Rojas, de Bice Inversiones. “Estos flujos podrían ser el resultado de una apuesta por Enersis (en vez de Endesa)”, agrega.

Con todo, el comportamiento de las AFP en la Bolsa ha sido volátil, dice Andrés Galarce, de EuroAmerica. Tras dos meses de ventas, en mayo las AFP invirtieron US$ 85 millones en acciones locales, mostrando una exposición a ese segmento de 8,3% del total de los fondos que administran.

“Lo que invierten en renta variable local sigue siendo bajo y, básicamente, porque mantienen la cautela con el mercado local así como la incertidumbre económica”, concluye Galarce.