En el marco del encuentro energético ElecGas 2015, organizado por el Grupo Editorial Editec, Felipe Morandé, Decano de la Facultad de Emprendimiento y Negocios de la Universidad Mayor, señaló que actualmente se vive una lenta recuperación de la economía mundial, proyectándose un crecimiento mundial de un 3,5% en 2015, mientras que Chile lo haría en un 2,7% y China en un 6,8%.

El académico indicó que pese a los buenos números económicos registrados por Chile en el primer trimestre, desde marzo adquirieron un cariz menos dinámico, al observar factores como el nivel de importación de bienes de capital, confianza entre los empresarios, baja en la inversión, en sectores como la minería, y un peso depreciado.

Para terminar con la desaceleración, se debe recuperar la inversión privada, afirmó Morandé, agregando que el nuevo gabinete económico tiene que enfocarse en recuperar las confianzas.

Junto a lo anterior, indicó que no se proyecta que la inversión crezca más allá del PIB, ante lo cual el Gobierno intenta aumentar la importancia del gasto público.

A ello se suma una baja en las proyecciones de crecimiento de Chile en el mediano plazo.

Además señaló que hay una alta correlación entre la demanda eléctrica y el PIB.

En ese contexto, Felipe Morandé resaltó que considerando el período 2015-2019, en el caso de un crecimiento del PIB de 18,3%, se registraría que el crecimiento del consumo eléctrico aumentaría entre 25,6 a 32,9%.

Por su parte, si el PIB creciera un 29,50%, el consumo eléctrico aumentaría entre un 41,3 y un 53,1%.