(La Tercera) El presidente de la Confederación la Producción y el Comercio (CPC), Alberto Salas, valoró este miércoles las medidas anticorrupción dadas a conocer ayer por la Presidenta Michelle Bachelet, pero advirtió que la reforma constitucional podría afectar la inversión.

“Valoramos el trabajo serio, técnico y profesional que realizó la Comisión Engel. El conjunto de propuestas que contiene el informe va en la línea correcta, por un lado, para luchar efectivamente contra la corrupción, los conflictos de interés y las malas prácticas en el sector público y privado; y por otro, para transparentar la relación entre dinero y política, evitar ilegalidades y faltas a la ética en este campo”, señaló Salas.

El dirigente precisó que el gremio analizará en detalle cada una de las medidas, pero adelantó que “coincidimos en que se aumente la fiscalización por parte de los órganos responsables, que se endurezcan las sanciones, se evite el mal uso de recursos del Estado, se mejore la calidad de la política, y se avance con la debida prolijidad en las medidas administrativas y proyectos de ley necesarios para concretar las propuestas”.

Sin embargo, Salas advirtió que “el anuncio de la Presidenta de iniciar un proceso constituyente, a mi modo de ver, no tiene relación con las necesarias reformas para erradicar las malas prácticas en la política, los negocios y en la forma como ambos se relacionan”.

En este sentido enfatizó que “hemos insistido que la incertidumbre que ha introducido el conjunto de reformas profundas desarrolladas por el gobierno, ha afectado significativamente el nivel de inversión, al punto de dificultar que nuestra economía retome el merecido ritmo de crecimiento, con todos los beneficios que ello trae sobre el empleo, las familias y las personas. Sumar ahora la tremenda incertidumbre de una reforma constitucional causa gran inquietud en los actores económicos, con lo que podría verse aún más afectada la inversión, por la paralización o retraso en la concreción de proyectos, por la falta de certeza que se abre en variados ámbitos con un anuncio como este”.

El dirigente añadió que “perfeccionar la democracia y las reglas de una nación es una oportunidad, cuando es necesario y se hace bien. Pero es un error iniciar un proceso con apuro y sin que conozcamos el objetivo, en una materia tan fundamental como nuestra Constitución que ha dado la estabilidad y certezas indispensables para el progreso que Chile ha alcanzado las últimas décadas”.

Tras analizar durante todo el fin de semana el dossier de 217 páginas elaborado por la Comisión Engel, que contiene propuestas sobre 21 temas relacionados a la relación política y negocios, Bachelet dio a conocer una serie de medidas, que incluyen el fin de los aportes de empresas a las campañas y un aporte estatal a los partidos políticos y además anunció la decisión de dar el vamos al proceso de una nueva constitución.

[CPC pide que prime la racionalidad en la discusión de la reforma laboral]