(Pulso) Durante los últimos cinco años, Codelco, la mayor minera del país y la principal consumidora de electricidad en el SING y el SIC, debió lidiar con altísimos costos de la energía que consume.

¿La razón?

De acuerdo con el contrato vigente con su proveedor, Colbún, debió pagar la mayor parte de lo que consume en el Sistema Interconectado Central (SIC) a costo marginal, es decir, el de la unidad más cara que opera en el sistema.

Esto expuso a la empresa a los vaivenes del mercado y contribuyó a elevar sus ya altos costos de producción.

[Codelco lanza plan de control de gastos por US$1.000 millones]

Pero todo eso cambió el 1 de enero recién pasado. En esa fecha cambiaron -así estaba estipulado- las condiciones del contrato eléctrico de largo plazo que la empresa mantiene desde 2010 con Colbún, la segunda mayor generadora del SIC, y que establecía un período en el que el precio de venta de la energía sería el costo marginal. Esto, para las operaciones que Codelco posee en la zona central, es decir, Salvador, Andina, Ventanas y El Teniente.

Así, la corporación pagó durante casi cinco años a Colbún el costo que le significaría a la eléctrica salir a comprar esa energía a terceros, minimizando el riesgo hidrológico o de escasez de proyectos, blindaje que favoreció a la eléctrica que hoy lidera el ex CEO de Codelco, Thomas Keller.

Si bien las cifras del contrato son confidenciales, en el mercado se estima que lo que Codelco compra a Colbún oscila entre US$80 y US$90 por MWh. A modo de comparación, la última licitación para las distribuidoras del SIC cerró a un promedio de US$107 por MWh, con un fuerte componente renovable.

Lo pactado entre Codelco y Colbún corresponde, por tanto, a valores por debajo de lo que hoy ofrece el mercado, y que ninguna de las grandes mineras ha logrado conseguir en los últimos años, instalando a Codelco como la minera que operará en condiciones más ventajosas, al menos en el SIC.

El tamaño del contrato es tal que Colbún incluso señala que tendrá un efecto en sus resultados.

“Los resultados de la compañía para los próximos meses estarán determinados principalmente por un nivel más balanceado entre generación propia eficiente y nivel de contratación”, explicó la eléctrica ligada a la familia Matte en su último estado de resultados.

En Codelco asumen que las nuevas condiciones para la compra de energía son ventajosas, y que esto es muy importante en medio del plan de contención de costos que vive la compañía.

Los términos

“En enero de 2010 Codelco firmó un acuerdo de largo plazo de suministro de energía con Colbún, el que contempla dos contratos: el primero a 15 años que termina en 2028; y el segundo a 30 años plazo que concluye el 2044.  En enero de 2015 ambos contratos suman un abastecimiento de 510 MW y lo que cambia es la proporción de demanda que cubre cada contrato”, señaló la empresa, de manera oficial.

“Estos contratos cubren la totalidad de la demanda de energía de Codelco en el SIC y, por lo tanto, nuestros contratos en el Sistema Interconectado Central no están expuestos a costo marginal”, añade la cuprera.

En relación con las condiciones -el propio presidente del directorio de Codelco, Oscar Landerretche, dijo en octubre que Codelco tendría desde este año los menores costos de energía del país- en la firma señalaron estar satisfechos con las condiciones alcanzadas con dichos contratos vigentes. Esto, “ya que le permiten acceder a precios de energía competitivos. Lo anterior es particularmente relevante en un escenario de bajos precios del cobre y  constituye un aporte al plan de la contención de costos que está implementando la empresa”.

El peso de la estatal en los sistemas eléctricos de los que se abastece es importante. En el SING, el consumo de sus divisiones suma 482 MW, lo que representa el 25% del total. En el caso del SIC alcanza los 498 MW, el 8% del sistema.