(El Mercurio) Hace dos años geólogos tomaron muestras de arcilla en Penco y tras su análisis descubrieron la presencia de “tierras raras” o lantánidos, un grupo de 15 elementos químicos utilizados para fabricar tecnología de punta. Desde septiembre de 2014, la minera Biolantánidos se instaló en el fundo “El Cabrito” para trazar el proyecto definitivo, y único en Chile, con el que buscan construir plantas comerciales para extraer el recurso.

China tiene más del 90% de la producción mundial de estos minerales, que son esenciales para la elaboración de baterías de smartphones , discos duros o equipos láser de uso médico, entre otros productos fundamentales para la tecnología actual.

El gerente del proyecto, Arturo Albornoz, cuenta que en marzo o abril harán la solicitud para obtener los permisos ambientales, que esperan sean aprobados a fin de año, y así iniciar la construcción de la primera planta en 2016, de las seis a diez que pretenden tener en la Región del Biobío.

[China eliminará las cuotas a exportaciones de tierras raras]

Destaca que el objetivo no solo es vender el producto como materia prima, sino también constituirse como una incubadora de tecnología. “Para ello estamos trabajando con el departamento de Ingeniería Metalúrgica de la Universidad de Concepción y, en el poco tiempo que llevamos, ya tenemos cuatro procesos de patentes de cosas que hemos creado para la explotación y desarrollo de las tierras raras”, dice.

El hallazgo de este yacimiento ha sido bien recibido por las autoridades locales. El alcalde de Penco, Víctor Hugo Figueroa, expresa que “para nosotros es una excelente noticia. Nuestra principal preocupación era por el tema ambiental, pero quedamos bastante tranquilos porque hemos revisado cuál va a ser el proceso y tiene un impacto mínimo”.

[Crece estudio sobre tierras raras y ya se trabaja en un primer yacimiento en Chile]

Este consistiría en extraer el material y separar las “tierras raras” de la arcilla. Luego esta última se devolvería a su lugar original y una vez finalizadas las faenas de explotación se reforestaría el sector.

El edil asegura que, de concretarse el proyecto, lo ven como una gran oportunidad para el desarrollo de la comuna y de la Región. Además destaca que con la instalación de las plantas podrán generar alrededor de 800 empleos directos y atraer a inversionistas a la zona.