(La Tercera) “Esperamos que no se introduzcan cambios que puedan afectar la competitividad y productividad de la minería, perjudicando su crecimiento en los próximos años”, dijo el presidente ejecutivo de Antofagasta PLC, Diego Hernández, en alusión al proyecto de reforma laboral que prepara el gobierno.

“Hemos tenido demasiados cambios que crean incertidumbre, es posible adecuar y mejorar la legislación pero no veo la necesidad de realizar una reforma radical”, dijo. Destacó que las declaraciones de la ministra, Javiera Blanco, dan algo de tranquilidad, ya que han permitido medir los alcances de temas como la titularidad sindical, un puntos que inquieta al empresariado. “Nuestra preocupación es que en esta reforma se pongan requisitos adicionales que en su aplicación sean difíciles de cumplir”, señaló.

En cuanto a los cambios en materia de reemplazo en caso de huelga, mencionó que en la minería es un aspecto difícil de aplicar en algunos procesos que requieren de mantenimiento y continuidad para no dañar equipos. Sin embargo, explicó que siempre han existido acuerdos con los trabajadores para que labores específicas no sean detenidas en la eventualidad de una paralización.

En la ocasión, Hernández también se refirió al creciente proceso de sindicalización entre los profesionales de la minería privada.

“Creo que no es una buena señal. Los supervisores naturalmente tienen todo el derecho a sindicalizarse, pero eso debilita a las empresas”.