(Pulso) $20.293.133 cada treinta días. Ese es el sueldo líquido que recibe mensualmente el presidente ejecutivo de Codelco, de acuerdo con cifras proporcionadas por la propia compañía.

Según los datos, en 2013 el presidente ejecutivo -función que ejerció el actual gerente general de Colbún, Thomas Keller- generó un pago bruto anual por $384 millones, mientras que sacando los descuentos legales se llega a una renta anual de $243 millones, poco más de $20 millones por mes.

Esta cifra corresponde a 2013, por lo que debe ser corregida por IPC (3% en 2013) y se llega a unos $21 millones.

La cifra se descompone en unos $13 millones líquidos por concepto de salario mensual y otros $7 millones en variables que, siguiendo la lógica de los bonos que perciben los trabajadores Rol A y Rol B de la corporación, responden al cumplimiento de metas en materia de producción y ahorro de costos.

La cifra es sustancialmente más alta que la del presidente del directorio de la minera, que en 2013 percibió $82,7 millones brutos; $74 millones líquidos.

PULSO realizó una investigación en base a información proporcionada por las mismas empresas, de acuerdo con la Ley de Transparencia, y que en algunos casos abarca a toda la plana ejecutiva, mientras que en otras compañías sólo se informa el sueldo percibido por el presidente ejecutivo o gerente general.

Además de Codelco, ENAP está en la parte alta de los sueldos en las empresas estatales. En cifras brutas, el gerente general de la petrolera, cargo que hoy ostenta el ex ministro de Energía, Marcelo Tokman, recibió en los últimos doce meses un total de $223,4 millones, lo que corresponde a un sueldo líquido de $11,7 millones mensuales.

Esta cifra se alcanzó sumando los dineros percibidos  y publicados en la web de Transparencia de ENAP tanto por Julio Bertrand, quien lideró la petrolera hasta abril pasado y por Marcelo Tokman, su sucesor.

Por su parte, el gerente de Producción y Exploración de la petrolera estatal, el inglés Hesketh Streeter, percibió en 2013 un sueldo bruto anual de $220 millones, que se traducen en poco más de $11 millones líquidos.

Marc Llambías Bernaus, gerente de Refinación y Comercialización de la compañía -y, además, gerente de ENAP Refinerías- se embolsó una cifra similar: $199 millones brutos durante 2013.

Sin embargo, no es posible conocer por Transparencia -y compararlos con los ejecutivos de la primera línea de ENAP- los sueldos e incentivos que perciben los demás ejecutivos de Codelco, pues la minera sólo informa, además del directorio, el salario del vicepresidente ejecutivo.

Otra comparación compleja de realizar es entre las empresas públicas y privadas, pues no es público el salario que se recibe en las últimas empresas. Aún así, fuentes mineras plantean que Codelco no está tan lejos de las empresas privadas en ejecutivos medios, pero sí en lo que se refiere a incentivo, repartición de utilidades y sobre todo en el salario del CEO, que en firmas de mayor tamaño, como aquellas que compiten con la estatal, la retribución para el máximo es sustancialmente más alta.

Esto, se añade, es una traba para la estatal, pues se le hace complejo competir con las grandes empresas en las pugnas por los altos ejecutivos, aunque en determinadas gerencias y vicepresidencias sí puede hacerlo.

TVN y BancoEstado

Otra empresa que presenta el detalle de los sueldos que reciben sus ejecutivos es TVN. La compañía estatal detalló en su último informe que la dirección ejecutiva, rol que recae en la periodista Carmen Gloria López, ha recibido entre enero y septiembre de 2014 un total de $155 millones, cifra que da un líquido de $103 millones.

Esta cifra no es comparable con las de otras compañías, pues en el caso de Codelco se reporta todo el ejercicio 2013 y en ENAP, los últimos doce meses.

El director de programación de la red pública, rol que hoy cumple Nicolás Acuña -quien reemplazó recientemente a Marcelo Bravo- suma un salario bruto de $215 millones y un líquido de $134 millones.

En BancoEstado, el ex gerente general Pablo Piñera  -hoy reemplazado por Jessica López- percibió el año pasado $165 millones brutos, cifra que es levemente más baja que la del presidente del directorio, cargo que hoy ostenta Rodrigo Valdés, y que se remuneró con $169 millones brutos y $119 millones líquidos.