(La Tercera) Como “esencial” para la integración energética regional calificó el jefe de la División Jurídica del Ministerio de Energía, Hernán Moya, la interconexión entre los sistemas interconectados del Centro (SIC) y del Norte Grande (Sing).

La autoridad participó ayer en el seminario “Una mirada a dos ejes de la Agenda de Energía”, organizado por el estudio Ferrada Nehme y la Universidad Adolfo Ibáñez, donde analizó las ventajas del cuarto eje del gobierno en esta materia.

Según Moya, entre las ventajas de la integración energética está una mayor seguridad para el abastecimiento global, más espacio para las Energías Renovables No Convencionales (ERNC) y la introducción de mayor competencia al sistema.

La cartera desarrolla un plan estratégico junto a Relaciones Exteriores, que involucra la interconexión con Perú, y de compraventa de energía con Ecuador.

Para el ex ministro de Energía Alejandro Jadresic, la interconexión SIC-Sing se realizaría entre 2016 y 2017. Sin embargo, advirtió que ello no será el fin del proceso, ya que “aún está postergada la unión entre el SINC (el nuevo sistema integrado) y Aysén”.

El también ex ministro de Energía Rodrigo Alvarez se mostró “completamente favorable a la agenda energética” del gobierno, pese a reconocerse como parte de la oposición. Alvarez advirtió, eso sí, algunas complejidades en esta interconexión, como una posible suma de las debilidades de ambos sistemas, discusiones sobre las atribuciones de Energía, la modelación de precios y participación de terceros.

En cambio, el profesor de la U. Católica Hugh Rudnick puso en duda las ventajas. “No es evidente que haya mayor seguridad de abastecimiento ni que exista un respaldo entre sistemas frente a catástrofes naturales, tampoco que bajen los precios al consumidor final”, dijo y desestimó la mayor competencia, pues los actores serían los mismos.

Para Carlos Finat, director ejecutivo de la Asociación Chilena de Energías Renovables (Acera), “desde Puerto Montt al norte hay cerca de 11.600 MW disponibles que prácticamente duplican la capacidad prometida por HidroAysén”. También presentó cifras con las cuales indica que el desarrollo de ERNC está superando hasta el momento las metas de la Ley 20/25 y que el país tiene un potencial de producción de 548.478 MW en energía solar, 1.263.407 MW de energía solar PV y 37.477 MW de energía eólica.