En el marco del quinto seminario del Mes de la Energía “Energía y Minería”, organizado por el Colegio de Ingenieros, el presidente de Antofagasta Minerals, Diego Hernández, indicó que para el periodo 2013-2025 se prevé un aumento de cerca del 100% en el consumo de energía eléctrica debido a los factores estructurales que enfrenta la minería y a la entrada de nuevos proyectos. Explicó que las nuevas iniciativas que entrarán en operación procesarán mayoritariamente sulfuros, lo que implicará un alto consumo de energía en las concentradoras. Asimismo, dijo que se espera que el SING provea en torno al 60% de la energía que requiere el sector y el SIC el restante 40%; el consumo de electricidad de la minería como participación del consumo nacional llegaría a su peak el año 2019 con un 38%.

Consultado por MINERÍA CHILENA sobre este panorama, el subsecretario de minería, Ignacio Moreno -quien también participó en el encuentro- precisó que hoy el Estado no tiene ninguna capacidad para generar energía ni tampoco una empresa generadora como tal, “por lo tanto, lo único que puede crear el Estado -para favorecer las condiciones del mercado energético chileno- es un clima favorable para que el sector privado invierta en buenas condiciones y con un volumen de inversión significativo para poder generar mayor energía para el futuro”.

Por su parte, Sergio Jiménez, ex ministro de minería y moderador del evento, comentó que las principales razones para que en estos últimos años no se haya contado con nuevas capacidades de energía instalada, se debe a una carencia de institucionalidad que dé certeza jurídica, social y económica a los nuevos desarrollos energéticos.