(Diario Financiero) Nuevos retrasos en la puesta en marcha estimativa de nueve proyectos de la gran minería local detectó la consultora internacional CRU. De ellos, seis suman más de US$ 30.900 millones de inversión, y el resto (sulfuros de Gabriela Mistral, Zaldívar y Cerro Colorado) no cuenta con un monto tentativo de inversión.

De acuerdo a CRU, la variante económica (retornos, costos y precio) y de capital (disponibilidad de financiamiento) influye en todos los retrasos, especialmente en El Abra Sulfuros (de Freeport Mc Moran), Zaldívar Sulfuros (Barrick Gold) y el desarrollo del distrito minero Centinela (DMC). Este último proyecto ya se conoce que necesitará alrededor de US$ 2.700 millones, y fue confirmado este año por su misma controladora, Antofagasta plc, que se pondría en marcha en 2019 en vez de 2017. En tanto, El Abra Sulfuros estaría entrampado pues Codelco posee un 49% de propiedad, y la estatal tendría la prioridad de inversión en sus proyectos estructurales, donde El Abra no figura.

A diferencia de los desarrollos anteriores, donde los factores económicos han sido claramente dominantes, a juicio de CRU existen otras variables que también inciden en el retraso, entre los que se destacan la oposición de comunidades, problemas en permisos ambientales, priorización de proyectos dentro de la cartera de las compañías y demoras en estudios por complejidades técnicas.

Caso a caso


Hace tiempo que Collahuasi (firma ligada en un 44% a Anglo American, 44% Glencore y 12% Mitsui) está retrasando la decisión de sacar adelante la expansión de su yacimiento, lo que significaría una inversión de US$ 6.500 millones. Lo claro es que el proyecto ha debido esperar, porque el foco de la compañía ha estado en la etapa de normalización de sus operaciones, luego de complicaciones que sufrieron en 2012 y que comenzaron a repuntar en 2013. La fecha prevista hasta el año pasado para el inicio de operaciones de este mega proyecto era 2019, sin embargo, CRU actualiza que recién operaría en 2022. Temas de estrategia de la empresa también gatillarían el retraso de Cerro Casale (Barrick Gold y Kinross Gold), de US$ 6 mil millones para el año 2021.

Por otra parte, la expansión del proyecto Andina (US$ 6.800 millones), de la estatal Codelco, ha estado en el ojo del huracán de las comunidades y de los municipios donde se emplazará el desarrollo. Actualmente Codelco está en proceso de responder el primer ICSARA dentro del proceso de evaluación ambiental. Según datos y el análisis de CRU, el proyecto entraría en operación en 2021 en vez de 2020, esto por “la gran inversión de capital necesaria y por los desafíos ambientales que atraviesa”, explica Erik Heimlich, consultor senior del Equipo de Cobre de CRU.

En el caso de El Morro, de US$ 3.900 millones (de Goldcorp y New Gold), “parte del retraso –de 2019 a 2021- es por los problemas ampliamente conocidos con las comunidades pero también influye el tema económico”, indica Heimlich..

De acuerdo a CRU, la transición a sulfuros en Gabriela Mistral (Codelco) y en Cerro Colorado (BHP Billiton) “ha ido perdiendo prioridad dentro de los portafolios de inversión en comparación a otros proyectos”.