(La Tercera) «Sé que tenemos tareas pendientes en el reconocimiento de la diversidad», dijo la Presidenta Michelle Bachelet en su discurso de inauguración del Centro de Estudios de Conflicto y Cohesión Social.

Se trata de un centro interdisciplinario que busca -entre otras cosas- desarrollar investigación de nivel, publicar en revistas internacionales y apoyar la formación de capital humano con becas de posgrado, posdoctorados y patrocinios. El centro es coordinado por académicos de la Universidad de Chile, Universidad Católica, Adolfo Ibáñez y Diego Portales.

Entre las líneas de investigación se encuentra el desarrollo socioeconómico, conflicto político y social, segregación espacial y factores psicosociales.

«Celebro con ustedes el aporte de un centro como este en el contexto de un Chile que está cambiando velozmente, sé que acompañarán la creación de profesionales y científicos, potenciarán a Chile en los debates sobre la sociedad moderna, y entregarán información valiosa para el diálogo cívico y el perfeccionamiento de nuestras políticas públicas», destacó Bachelet.

La Mandataria, además, aprovechó la ocasión para referirse a las demandas de los pueblos indígenas y a los avances en el proyecto que establece el Acuerdo de Vida en Pareja.

Bachelet reconoció que «sé que tenemos tareas pendientes en el reconocimiento de la diversidad cultural que existe en Chile. Lo dije en la campaña y lo repito aquí: para Chile es imprescindible tener un nuevo trato con los pueblos indígenas».

«Necesitamos una decidida política de Estado para que los pueblos indígenas encuentren espacios de integración al desarrollo y comunidad democrática, pero sin perder el valor de su identidad. Ese propósito nos animó cuando comprometimos para los primeros 100 días de gobierno la creación de un ministerio de Asuntos indígenas, la creación de un consejo de pueblos indígenas y la formulación de una agenda para el desarrollo de los pueblos indígenas. «, recalcó.

En este contexto, la Presidenta se refirió al atraso que registra el área de pueblos indígenas en el cumplimiento de las 50 medidas para los primeros 100 días. Mientras el promedio supera el 72%, esta área registra cero avance.

Según Bachelet, «estamos dando cumplimiento a esta medida de la manera más exigente: No enviando un proyecto inmediatamente al parlamento, sino respetando el convenio 169 y nuestro compromiso con la participación y las consultas».

En relación al AVP, la Mandataria dijo que «tengo la convicción de que un país diverso debe dotarse de la institucionalidad que reconoce y garantiza legalmente las diferentes opciones de afectividad, y es por eso que hemos reimpulsado y dado suma urgencia al AVP, haciendo nuestras las diversas indicaciones parlamentarias que lo han enriquecido, y valoro el avance en la Comisión de Constitución, legislación y justicia del Senado, y el alto grado de acuerdo de los parlamentarios».