(La Tercera) Los días corren y en el gobierno se aprestan a dar a conocer la agenda energética. La Presidenta Michelle Bachelet ya recibió el borrador de manos del ministro de Energía, Máximo Pacheco, y según señalan fuentes, el texto está siendo revisado por sus asesores y por los del ministro del Interior, Rodrigo Peñailillo, para consensuar una redacción final.

El anuncio oficial de la agenda se haría a las 10.00 horas del próximo martes en el Palacio de La Moneda, aunque primero la Mandataria buscará apoyo en el Parlamento. Este fin de semana, Bachelet se reunirá con el Senador independiente Alejandro Guillier -quien preside la Comisión de Energía y Minería del Senado- y otros parlamentarios, como la senadora Isabel Allende y el senador independiente Rabindranath Quinteros, para darles a conocer el texto de la agenda antes que se haga público. La idea aquí es lograr un apoyo transversal a las medidas que contendrá el texto, que como ya ha dicho públicamente Pacheco, no será un nuevo diagnóstico de la crítica situación por la que atraviesa el sector eléctrico, con inversiones paralizadas, alta judicialización y oposición de ambientalistas y comunidades al desarrollo de tecnologías como el carbón y la hidroelectricidad de gran tamaño.

Algo de esto adelantó Guillier, quien señaló que la primera etapa será crítica. “El Ministerio de Energía está afinando un plan de emergencia, pero hay que prepararse para decisiones dramáticas que significarán recurrir en el período inmediato a energías controversiales, pero en condiciones tecnológicas superiores”, dijo Guillier, en obvia referencia al carbón.

Aunque se ha trabajado en varios borradores, los lineamientos están claros, y el mensaje también: “en la agenda no hay nada parecido a un cambio revolucionario en la matriz energética”, dicen las fuentes.

1 Generación y GNL

La desconcentración del mercado eléctrico es uno de los principales desafíos que se plantea el gobierno. La autoridad busca entregar un mayor rol al Estado para promover la entrada de nuevos actores y fomentar la competencia, ya que su diagnóstico considera a la falta de ella como una de las causas de los altos precios de la energía. En este sentido, el rol futuro del GNL en la matriz es considerado clave, por lo que el ejecutivo pretende tomar medidas para establecer un “poder comprador” de GNL -para lo cual se daría mayor preponderancia a Enap- que permita acceder a mejores precios por mayores volúmenes, y también lograr la apertura de los terminales a nuevos demandantes, considerando también el rol que puede jugar en el futuro el Shale Gas.

2 Ordenamiento territorial

Otro foco del documento es avanzar en el establecimiento de una política coordinada de ordenamiento territorial, que permita en el futuro que diversas actividades económicas convivan en el mismo espacio sin favorecer una sobre otra. Esto determinará las zonas en que se podrán instalar proyectos para cada tipo de tecnología.

3 Mejorar regulación en transmisión

El documento recoge la necesidad de realizar modificaciones normativas al sistema de transmisión eléctrica, las que permitirán incentivar la entrada de nuevos actores. Hoy este es un tema crítico para los proyectos de menor tamaño.

4 Evaluación ambiental estratégica

Se buscará la forma de mejorar los proyectos, utilizando los mecanismos que provee el actual marco legal, a fin de que las iniciativas de inversión “conversen” de mejor manera con su entorno, tomando en cuenta la mayor cantidad de variables posibles.

5 Eficiencia energética

Acá el documento plantea acciones concretas tendientes a implementar estándares mínimos de eficiencia en iluminación, refrigeración y motores; sistemas de gestión de energía para grandes consumidores, como la minería y la industria; promover el etiquetado de producto eficientes; y mejorar los estándares en el transporte, entre otras.

6 Energías Renovables

En este caso, se busca incluir a las Ernc en las licitaciones de suministro de las distribuidoras; mejorar su acceso a la red de transmisión, factor muchas veces crítico para el desarrollo de estos proyectos; y la promoción activa de la geotermia, entre otras medidas.

7 Simplificar trámites

La autoridad pretende hacer más expedita la tramitación de permisos para el desarrollo de la infraestructura eléctrica. Si bien se lograron avances con las modificaciones incorporadas al proceso de obtención de concesiones y servidumbres para el paso de tendidos eléctricos -reduciendo los plazos- la idea es ir más allá, entre mayores facilidades, aunque sin que esto signifique afectar los derechos de las comunidades que se verán impactadas por los proyectos. El fortalecimiento de la infraestructura es considerado clave para el desarrollo del sistema y la incorporación de proyectos de energía renovable a la red.

8 Compensaciones y política de uso del agua

La relación con las comunidades y la obtención de la “licencia social” para los proyectos es condición para que estos se desarrollen en forma armónica. Aquí, la idea de compensar a las comunidades que se vean afectadas por determinadas iniciativas sigue vigente, aunque el foco estará en desarrollar mecanismos que les permitan recibir parte de los beneficios de su instalación. El uso del agua también será abordado. En el programa de gobierno de Bachelet se señala que se elevará a rango constitucional la declaración de las aguas como bienes de uso público, lo que en el futuro permitirá modificar el código de aguas.