El grupo Endress+Hauser aumentó sus ventas netas en más de un 7% a más de 1.800 millones de euros el año pasado. Según indicó la compañía, “mientras que el tipo de cambio se desaceleró, el crecimiento y adquisiciones –particularmente en el campo de la analítica– dieron un fuerte impulso. Además de incursionar en nuevos mercados, el cambio a la cabeza del grupo fue la característica dominante de 2013”. E+H obtuvo un beneficio operativo récord de 277 millones de euros.

Alrededor del 2% del crecimiento en las ventas netas se debió a las adquisiciones, comunicó la empresa.

A fines de 2013 la compañía contaba con 11.919 personas. “De 1.853 nuevos cargos en la empresa en todo el mundo, alrededor de 1.300 se debieron a funcionarios provenientes de las compras; otros 550 puestos fueron creados en forma orgánica en el grupo. La participación en Analytik Jena tuvo un efecto en la relación de capital propio, que se redujo en más de 2 puntos al 67,8%, todavía un nivel impresionante para nuestra industria”, enfatizó el director financiero, Luc Schultheiss.

Además, el grupo ha invertido alrededor de 130 millones de euros en su red de producción y ventas en todo el mundo.

En cuanto al presente año, Endress+Hauser se ha fijado como objetivo alcanzar ventas netas de 2.100 millones de euros, lo que significa un 15% más, gracias a las adquisiciones. Asimismo, prevé un crecimiento orgánico de alrededor del 9%.

Por otra parte, la compañía tiene la intención de crear 500 nuevos puestos de trabajo y aumentar la proporción de capital propio a más del 70%. Además, están previstas inversiones por alrededor de 160 millones de euros en los centros de producción europeos en Reinach, Suiza, donde E+H está ampliando el centro de competencia para la ingeniería de medición de flujo. Asimismo, la expansión continúa en la fábrica alemana de Maulburg.