Esta publicidad se cerrará en segundos Cerrar

Desalinización aumentó en 20% la disponibilidad de agua para la minería

En el marco de la mesa redonda que organizó la Embajada de Australia dentro de la Semana Cesco, los diferentes expositores mencionaron que la desalación se ha convertido en una alternativa para la industria, que le permite el acceso a una nueva fuente de recurso hídrico.

El agua es un insumo crítico para la minería, debido a que sin este recurso la industria no puede operar. Producto de lo anterior es que el sector ha tenido que  implementar en sus diferentes procesos técnicas sofisticadas para el manejo del agua. Estas medidas han rendido frutos, ya que a nivel nacional la actividad representa solo el 9% de la demanda por dicho recurso.

En el marco de la mesa redonda: “Minería, sustentabilidad y manejo de factores críticos” que organizó la Embajada de Australia  dentro de la Semana Cesco, los diferentes expositores mencionaron que la desalación se ha convertido en una alternativa para la industria, que le permite el acceso hacia una nueva fuente de recurso hídrico. En ese sentido, Matías Desmadryl, ex director de la Dirección General de Aguas (DGA) en el Gobierno de Sebastián Piñera, precisó que esta opción permitió a la industria aumentar en un 20% la disponibilidad del agua.

El gran “pero” que posee esta tecnología son sus costos, ya que el 80% de este ítem proviene de la energía. Como explicó Aldo Saavedra, académico de la Universidad de Santiago,  junto con la captación y tratamiento que recibe el agua, esta debe ser bombeada hacia los centros de consumo, los cuales –en el caso de la minería- suelen estar ubicados en zonas muy extremas  y lejanas con respecto a la localización de la planta desaladora.

Aldo Saavedra menciona, también, que en Chile las plantas que se han instalado para satisfacer tanto el consumo industrial como humano, y en dicho sentido, la ciudad de Antofagasta es el caso más emblemático.

Asimismo, el experto advierte que las descargas de salmueras que realizan las plantas desaladoras al mar pueden generan impactos en la vida marina, por lo cual recomienda que dicha actividad debe ser regulada.

“Se necesita una institucionalidad más activa”

En el encuentro, Isabel Marshall, directora del Comité de Sustentabilidad del Centro de Estudios del Cobre para la Minería (Cesco), sostuvo que se necesita una institucionalidad más activa, que solucione los conflictos ambientales y comunitarios.

A su juicio, entre los desafíos que debe enfrentar la actividad es lograr un diálogo simétrico entre las empresas y las comunidades. Además, establece que debe existir una política de largo plazo sobre los recursos hídricos y la energía, así como una legitimidad social en torno a la minería, la cual debe estar orientada hacia una contribución equitativa, no solo a nivel nacional sino también regional.

Temas Asociados