(Estrategia) El Presidente Sebastián Piñera, acompañado de los ministros del Interior y Seguridad Pública, Andrés Chadwick, del Secretario General de la Presidencia, Cristián Larroulet y el ministro de Economía, Félix de Vicente, promulgó la Ley 20.730 que regula el lobby y las gestiones que representen intereses particulares ante las autoridades y funcionarios.

Para el mandatario, “finalmente, esta Ley de Lobby está viendo la luz, y es bueno, porque hace una actividad legítima, una actividad más transparente y, en consecuencia, al servicio del bien común. Porque después de todo, la transparencia es un elemento central”.

Cabe destacar que la ley aprobada centra el foco de la legislación en el sujeto pasivo, es decir las autoridades y funcionarios llamados a adoptar las decisiones. Asimismo, regula tanto el lobby, esencialmente remunerado, como la gestión de intereses particulares, realizada sin que medie una remuneración por la actividad, tal como ONGS, sindicatos y otros grupos de interés.