El viernes pasado, John Thornton, nuevo presidente de Barrick Gold, bajó del avión privado con una premisa clara: informarle a las autoridades de la Provincia de San Juan que los empleados que podían mantener en Lama eran únicamente 500. Sin embargo, la respuesta del vicegobernador Sergio Uñac (al frente de la gobernación desde que José Luis Gioja sufriera un accidente en el helicóptero oficial que casi le costara la vida) no fue la que Thornton hubiera querido escuchar. En esa reunión clave para ambas partes se puso sobre la mesa el destino de la mina de oro Veladero, también de Barrick Gold y que está en funcionamiento desde hace ocho años. Fuentes calificadas aseguran que dicho emprendimiento fue la carta que se jugaron las autoridades provinciales.

Reunión clave para la provincia de San Juan, porque el freno de la construcción del proyecto binacional se tradujo en miles de fuentes de trabajo perdidas y, por ende, un rebote en la economía local. Para la compañía canadiense, la importancia del cónclave se traducía en un respiro financiero considerando que, hoy por hoy, la líder productora de oro no atraviesa su mejor momento. El dilatado encuentro tuvo como resultado el tajante pedido de Uñac de mantener 5.000 empleos y la promesa, de parte de Barrick Gold, de llevarle una respuesta este viernes 13 de diciembre.

Multiplicar por diez la cantidad de trabajadores que la compañía quería dejar en Lama no cierra, siempre y cuando Thornton quiera respetar el esquema de ajuste y saneamiento que viene diseñando Barrick Gold en su reestructuración con el fin volver a acomodar los números de la multinacional. Por lo tanto, es posible que una alternativa sea consensuar otra cifra, siempre superior a los 500 empleos que procuraba mantener la minera.

“Hoy hay 5.000 puestos de trabajo y lo que pretendemos es que ellos hagan todos los esfuerzos necesarios para mantener estas fuentes laborales, por lo menos hasta la entrada de la época invernal que, definitivamente, ahí es cuando no se puede trabajar. Pero, por lo menos, mantener esa cantidad de puestos de trabajo para los meses siguientes”, indicó el vicegobernador Sergio Uñac a Minería Chilena.

Según Uñac, los ejecutivos “no vieron mal” el planteo y “saben que es un esfuerzo importante. Tienen que comunicarlo a la Junta de Accionistas y el viernes nos juntaríamos para tomar una definición. Dijeron que Pascua Lama es un proyecto importante para la empresa, como Veladero y que, de alguna manera, marcan el futuro de la compañía. Así que están haciendo todos los esfuerzos para mantenerlos operativos, teniendo en cuenta que hoy el valor de la onza de oro no es el mejor, pero sabemos que son ciclos y la idea es que lo podamos esperar con el proyecto en construcción”, precisó Uñac.

Los ejecutivos que acompañaron a Thornton en la reunión fueron Kelvin Dushnisky, vicepresidente Ejecutivo Senior, Guillermo Caló, gerente General de Barrick Gold en la Argentina y Julio Claudeville, gerente de Asuntos Corporativos.

¿Qué sucederá si Barrick no acepta la petición? El vicegobernador de San Juan está convencido de que la empresa accederá. “Nosotros evaluamos que ellos harán mucho esfuerzo. Cuando se de otro escenario lo analizaremos, hoy analizamos que se harán todos los esfuerzos para que eso se pueda dar”.

Respecto al viaje a Chile que harían las autoridades provinciales junto al flamante Jefe de Gobierno nacional, Jorge Capitanich, con la intención de interceder y destrabar el proyecto del lado chileno, Uñac no dio por hecho que fuera a concretarse. “Es una posibilidad, no está definido, no lo descartamos pero tampoco lo podemos confirmar porque, en realidad, hay que mantener los contactos necesarios”, concluyó.