(Emol) El mercado mundial de cobre refinado registró un superávit de 21 mil toneladas en agosto, en alza después de tres meses seguidos de déficit debido principalmente a una mayor producción, mostraron datos del Grupo Internacional de Estudios del Cobre (ICSG, por sus siglas en inglés).

En términos ajustados estacionalmente, los datos mostraron un superávit de 3 mil toneladas en agosto.

En los primeros ocho meses del año, el mercado global de cobre refinado tuvo un déficit de 45 mil toneladas, mucho menor que el déficit de 567 mil toneladas en el mismo período el año pasado.

El uso global subió un 1,9% o 266 mil toneladas comparado al año anterior aunque la demanda aparente de China subió sólo un 3,6%, lo que puede haber ocurrido debido a que consumidores recurrieron a existencias domésticas en vez de importar metal.

Sin contar a China, el crecimiento de la demanda mundial creció un 0,7% en el período, impulsada por una mayor demanda de Estados Unidos, los países del Golfo Pérsico, Brasil y Rusia.

La producción minera mundial avanzó un 8,8%, o 943 mil toneladas entre enero y agosto, impulsada por un incremento del suministro del 7% desde Chile, que representa el 32% de la producción minera del mundo.

El ICSG bajó su cifra del déficit de cobre de julio a 122 mil toneladas, desde las 151 mil. En términos ajustados estacionalmente, el déficit fue revisado a 124 mil toneladas, desde 150 mil.

La producción mundial de cobre refinado subió un 6 por ciento o 788.000 toneladas en los primeros ocho meses del año, comparado a cifras del año anterior. Esto se debió principalmente a un incremento de 15,5% en la producción de China, equivalente a 580.000 toneladas.