(Diario Financiero) El cobre cayó a su nivel más bajo en más de tres meses ayer, tras los decepcionantes anuncios de esta semana sobre la dirección de la economía china (principal consumidor global del metal) y el superávit de producción estimado para este y el próximo año, lo que mantendría presionados los precios del metal rojo.

Así, la libra del commodity cayó 1,4% ayer a US$ 3,18490, su nivel más bajo desde el 7 de agosto, cuando se cotizó en US$ 3,1262. Esta es la mayor caída diaria que anota la materia prima desde el 23 de septiembre, cuando cedió 1,56%.

El Tercer Pleno del Partido Comunista Chino declaró el martes que si bien dará mayor espacio a la iniciativa privada en la economía, mantendrá un fuerte rol del Estado en la actividad económica, lo que generó dudas en el mercado sobre la capacidad del gigante asiático de mantener un crecimiento sostenido en el largo plazo.

“El mercado esperaba anuncios concretos en relación a la llamada “crisis de liquidez”, es decir reformas al sistema financiero, pero no se dieron”, dijo Capital FX en un informe, donde estima que el metal buscaría niveles de US$ 3,180 y 
US$ 3,130 la libra.

A la situación política en China se suma la expectativa de un mayor superávit de producción de cobre para 2013 y 2014. Según un sondeo de Reuters realizado el mes pasado, los analistas prevén un superávit de 182.000 toneladas este año, sobre el pronóstico anterior de 153.000 toneladas. Mientras que para el próximo año, la sobreoferta ascendería a 328.000 toneladas.

Dólar se mantiene sobre $ 520

La fuerte caída del principal producto de exportación nacional tuvo efecto inmediato en el dólar, que durante el día cotizó en niveles cercanos a $ 523.

Al final de la jornada, el tipo de cambio recortó sus ganancias ante la toma de utilidades de los inversionistas y avanzó apenas 0,04% a $ 520,50.

La caída, comentaron operadores de mesa de dinero, se explicó por el fuerte retroceso de la materia prima y las pérdidas generalizadas en las principales bolsas a nivel global, lo que lleva a los inversionistas a refugiarse en activos más seguros, como el billete estadounidense.

“El dólar se sitúa en un rango entre $ 519 – $ 516 en la zona baja y con un techo en $ 523,50 – $524, 40. No obstante, un piso importante ante un cambio de sentimiento estaría en los niveles de $ 512 – 
$ 508”, señala la operadora de FXCM, Gloria Soto.

Capital FX, en tanto, estima que el sesgo alcista para la divisa estadounidense se mantendrá en el corto plazo.

“La tendencia como venimos comentando se mantiene alcista y cada corrección presenta una nueva oportunidad de compra”, destacan, apuntando a un target de $ 522,50 para luego buscar los $ 525.