(Estrategia) El optimismo de los analistas respecto del precio del cobre ha llegado a su mayor nivel de los últimos ocho meses, debido a que China incrementaría su demanda por el metal. Dieciocho de los encuestados de Bloomberg apuestan por un alza en el precio del cobre esta semana, mientras siete se mantuvieron neutrales y otros siete se inclinaron por un precio a la baja en los próximos días. Ello porque el índice de producción industrial de China se elevó más de lo esperado por los analistas en octubre, y las importaciones de cobre refinado del gigante asiático anotaron en septiembre su mayor alza desde febrero de 2012. A la vez los inventarios globales seguidos por las bolsas de metales de Londres, Nueva York y Shanghai están en su menor nivel de casi nueve meses, en un momento en que Europa se está empezando a recuperar de la recesión y la Reserva Federal de EE.UU. está aplazando el corte de los estímulos para fortalecer el crecimiento económico.

“La fortaleza de la demanda aparente de China nos tomó a todos por sorpresa y las importaciones chinas podrían seguir bastante fuertes”, señaló Gayle Berry, analista de Barclays Plc en Londres.

En lo que va del año, el precio del cobre acumula una baja de 9,97% hasta los US$3,232 la libra en la Bolsa de Metales de Londres. Buena parte del optimismo de los analistas para la evolución del precio en las próximas semanas se debe a que sólo en el tercer trimestre el valor de la libra de metal rojo avanzó poco más de 8%, el mayor incremento en seis trimestres.
Según un informe publicado por Barclays, las compras de China seguirían al alza dado que en septiembre los embarques de cobre refinado llegados a China subieron un 32% comparado con agosto.

Barclays estima que China representa el 43% del consumo mundial de cobre seguido por Europa con un 17% y América del Norte con un 11%.

Fuente / Estrategia