El diálogo franco y fluido marcó la negociación colectiva 2005 de Minera Candelaria con el Sindicato de Trabajadores de CCMC, el Sindicato Mina y el Grupo de Trabajadores No Sindicalizados. Tras dos meses de negociaciones de carácter anticipado, los acuerdos alcanzados benefician a más de 800 trabajadores y sus familias.
El gerente general de Candelaria, Samuel Rasmussen expresó su satisfacción: «Quiero agradecer a todos quienes trabajaron en este proceso, por la voluntad mostrada durante toda la negociación. Estamos frente a un excelente logro, que regleja la positiva relación existente entre la compañía y los trabajadores».
A estas palabras se sumaron las del presidente del Sindicato Mina, Roberto Valdivia: “Se trata de una negociación histórica. Nos sentimos contentos y satisfechos porque lo más importante es la estabilidad laboral de los trabajadores, para su familia y para sus hijos”.
El representante de los trabajadores no sindicalizados, Nicolás Lorca, agradeció la buena disposición de la empresa, destacando la excelente comunicación que permitió alcanzar el exitoso acuerdo. «Siempre buscamos el diálogo con la compañía y nos dio resultado. El convenio demuestra que se está cuidando la estabilidad laboral del trabajador», señaló.
Nelson Araya, presidente del Sindicato de Trabajadores de CCM Candelaria, expresó: “Esta negociación ha servido para establecer un mejor vínculo laboral entre la empresa y los trabajadores, caminar en un ambiente mucho más agradable y de mucha más confianza”.
Compañía Contractual Minera Candelaria pertenece en un 80% a la corporación norteamericana Phelps Dodge y en un 20% a la japonesa Sumitomo. Este año cumplió 10 años de operaciones y es una de las más grandes inversiones en la III Región de Atacama.

Fuente/Phelps Dodge