Es un hecho que la licitación del terminal regasificador de GNL(gas natural licuado), que lidera Enap, ha sufrido un retraso insospechado. Demora que el mercado atribuye al factor precio, ya que las ofertas que existen sobre la mesa superan con creces los 4 US$/MMBtu que se estimó desde un principio.

Teniendo esto en cuenta y que el terminal estaría operativo recién entre 2009 y 2010, y no en 2008 como se esperaba, Oxiquim -filial del holding Sintex- y Suez Energy Andino mantienen a firme la idea de un proyecto fast track, iniciativa que adelantaría entre dos a tres años la llegada del GNL al Sistema Interconectado Central (SIC), solucionando la dependencia que tiene el SIC del hidrocarburo argentino.

Vicente Navarrete, presidente de Oxiquim, explicó, que la idea es que llegue un barco al Terminal Marítimo de Quintero -propiedad de la compañía- y que en este mismo se lleve a cabo la regasificación, trasladando el hidrocarburo ya gasificado por el muelle hasta inyectarlo en los ductos que abastecen a la V, VI regiones y Región Metropolitana.

La capacidad máxima del proyecto sería de unos 5 millones de m3/día, mientras que la inversión bordearía los US$80 millones, cifra muy por debajo de los US$400 millones que demandará la construcción y puesta en marcha del terminal que licita la petrolera estatal. Efectivamente, esperamos que este proyecto fast track opere en 2007, esa es la gracia de esta iniciativa, que llegue en marzo de ese año, siempre que se solucione el tema burocrático y que salgamos de este nudo, que calculo lo haremos en un par de semanas. Este proyecto tiene que salir a principios de 2007, dos a tres años antes que el de Enap, aseguró el ejecutivo.

Confirmando las versiones que existen en el mercado, Navarrete detalló que la licitación de Enap, en la que participan la española Repsol YPF, la australiana Woodside Petroleum -donde Shell es uno de sus accionistas- y Suez Energy en un joint venture con Oxiquim, se ha retrasado más de la cuenta y, que al parecer, recién a mediados de diciembre se vería humo blanco. El proyecto fast track va muy ligado al de Enap. Estamos apurándolo al máximo, pero desgraciadamente el otro nos entraba. En el sentido de que también Enap quiere participar. Estamos a full en este proyecto y queremos sacarlo adelante. Pero hay que esperar hasta los primeros días de diciembre, antes no se va a resolver nada.

Al ser consultado si el tema precio ha sido relevante, detalló que sin duda es importante, agregando que dado que no hay gas en Chile, van a tener que aceptar los precios que vengan, porque los valores que se hablaban en un principio, que iban a ser 4 US$/MMBtu a 4,5 US$/MMBtu, no se darán, ya estamos hablando de 8 US$/MMBtu a 10 US$/MMBtu.

Fuente/Estrategia