Hasta el 30 de noviembre serán recepcionadas en las oficinas de Enami que atienden a los beneficiarios del Programa de Asistencia y Modernización de la Minería Artesanal (PAMMA), las propuestas de los productores de la pequeña minería para ser financiadas en el marco de esta iniciativa.
Las fichas recepcionadas en el plazo estipulado serán analizadas por los encargados de Enami y el seremi de Minería correspondiente a la región, considerando los lineamientos regionales de desarrollo y dando prioridad a los proyectos incluidos en los sectores de mayor prioridad social.
El seremi del ramo en la Segunda Región, Mauricio Vicencio, explicó que el PAMMA apunta al apoyo de aquellas actividades mineras a baja escala de difícil acceso a la organicidad; a la propiedad minera; a la información tecnológica y a los recursos para mejorar su productividad y competitividad; y también a una capacitación de carácter continuo sobre sus recursos humanos en temas de entrenamiento, gestión de proyectos y seguridad minera. “Se trata del fortalecimiento de las economías mineras más débiles, esto es, de aquel sector que tradicionalmente se ha identificado en el ámbito de los mineros artesanales, o pirquineros”
El programa se define como un instrumento destinado al mejoramiento cualitativo y de gestión del sector minero artesanal que presenta dificultades de operación, siendo fuente de trabajo para un significativo número de pequeños productores, especialmente en el norte del país.
Lo anterior apunta a que este sector pueda superar las limitaciones de oportunidades y los grados de pobreza que arrastra, incorporándose en propiedad y con opciones ciertas al mejoramiento de la calidad de vida tanto personal como de sus familias, y de su entorno inmediato.
PAMMA apoya el desarrollo de proyectos productivos de pequeña escala para la solución de necesidades e intereses de sus beneficiarios, siendo una instancia flexible de apoyos que contribuyen a su integración y desarrollo.
Los proyectos postulan a un fondo concursable producto de la participación de las regiones a través de las seremis de Minería y oficinas de Enami y de otros organismos descentralizados del Estado.
Posteriormente a la recepción de las propuestas, los listados de las solicitudes recibidas, así como su primera evaluación para decidir las que se transformarán en proyectos, deberán ser enviadas al Ministerio de Minería antes del 16 de diciembre, dejando constancia de lo resuelto y de que ello considera las proposiciones del Gobierno Regional ya señaladas.
El período de elaboración de proyectos por parte de Enami será entre el 19 de diciembre de 2005 y el 17 de febrero de 2006; mientras que la fecha de inicio de la ejecución de los mismos será el 6 de marzo.

Fuente/MCH