Cerca de 60 pequeñas empresas del sector minero participaron activamente ayer en la primera rueda de negocios organizada por la Corproa en el marco de la implementación del cluster minero en la región.

Esta fue «la primera vez que los proveedores de la minería, la mayoría pymes, de nuestra región pudieron estar cara a cara con las grandes empresas mandantes para ofrecerles sus productos y servicios», afirmó Carlos Nicolás, presidente de la principal entidad gremial de Atacama.

Ambas contrapartes, pudieron sentarse a negociar durante toda la jornada en cubículos especialmente habilitados en la hostería de Las Pircas en Copiapó.

Allí se pudo apreciar como las mineras San Andrés, Pucobre, Barrick, fundición Paipote, Codelco Salvador, Candelaria, Mantos de Oro, entre otras, recibieron las propuestas de las pymes para surtirlos de insumos, elementos de seguridad, servicios de maestranzas y una serie de otras actividades en que las compañías mandantes pueden contratar en la región y no en Santiago u otras regiones como ocurría hasta ahora.

Con esto, los organizadores quieren provocar un proceso de encadenamiento productivo, con la implementación del cluster minero, que hace tres años la Corproa viene trabajando.

Además de la ceremonia de inauguración, la jornada de negociaciones comenzó temprano con una ponencia de Eduardo Loyola, del Consejo Minero, quien analizó la situación actual de ese sector.

A juicio de los organizadores, lo importante es que los negocios que se concreten con esta primera rueda no sólo van a beneficiar a las pymes regionales, sino también a la mano de obra que va a generar este encadenamiento productivo de la minería.

Fuente/El Diario de Atacama