Los principales metales comunes cayeron hoy en la bolsa de Londres, y el cobre cayó más de 2% debido a noticias de que la oficina estatal de reservas de China buscaba autorización para exportar 200.000 toneladas del metal.

Los precios del cobre bajaban US$87, o un 2,1%, a US$4.050 por tonelada.

Luego, se ubicaban en US$4.085/4.090 por tonelada.

Analistas dijeron que el cobre estaba en el centro del remolino de precios, después de haber subido el martes a un nuevo máximo histórico de US$4.174, impulsado por una incertidumbre generalizada en torno al mercado chino del metal.

«Sin novedades a la vista el mercado está muy confundido y podría salir disparado para cualquier dirección», consideró el analista William Adams, de BaseMetals.com.

El miércoles, operadores en Asia dijeron que la oficina estatal de reservas (SRB, por su sigla en inglés), que administra metales estratégicos de China, está tratando de que el legislativo Consejo Estatal le permita exportar 200.000 toneladas de cobre inventariado.

La SRB se ubica en el centro de la especulación del mercado ya que uno de sus operadores acumuló una potencialmente costosa posición corta de entre 150.000 y 200.000 toneladas de cobre en la Bolsa de Metales de Londres (LME).

El cobre, utilizado en la construcción y en cables eléctricos, quebró el jueves el nivel de los 4.000 dólares debido a estos rumores y el martes alcanzó un nuevo récord.

Sin embargo, un funcionario de la SRB de alto rango dijo que no había evidencia de la posición, y en caso de que existiera, correría por cuenta del operador.

China, que consume un 20% del cobre del planeta, ha estado tratando de calmar la tendencia alcista del metal en el mundo con muy promocionadas entregas y ventas de cobre a su mercado.

El miércoles, la SRB organizó una subasta para vender 20.000 toneladas de cobre a fin de impulsar a la baja los históricamente altos precios del metal, pero operadores dijeron que el mercado mostró poca reacción a la iniciativa.

«Con la cantidad de publicidad y la creciente incertidumbre que hay, no sería sorprendente ver una liquidación general tanto de posiciones largas como cortas, al optar los operadores por hacerse a un costado mientras el mercado se las arregla por su cuenta», sostuvo Adams.

En otro sector de la LME, el aluminio, cayó 2,8% a US$1.950 por toneladas después de que los inventarios de los almacenes subieran 57.350 toneladas a 550.900 toneladas; antes de ubicarse en US$1.980/1.985, bien por debajo de su previo US$2.006.

Operadores dijeron que las entregas eran parte de una cantidad de 100.000 toneladas, que sería introducida al mercado a medida que los precios se fortalezcan.

Fuent/Emol