(Diario Financiero) Si se cumple con la programación prevista, este martes finalmente el país contaría con una nueva ley que incentiva la inversión privada en innovación y desarrollo. Para ese día está agendada la promulgación de esta iniciativa, que -según su articulado- entrega un beneficio tributario del 35% del costo total del proyecto, permite que las empresas puedan hacer I+D de forma interna o contratar el servicio a terceros y triplica el tope tributario al que puede acceder una compañía al pasar de 5.000 UTM a 15.000 UTM al año, eliminando el tope del crédito de 15% de ingresos brutos anuales.

En el gobierno, según se ha anticipado, se espera que unas 2.000 compañías ejecuten algún proyecto de I+D en un plazo de cinco años dado el nuevo contexto institucional.

Fuente / Diario Financiero